En marcha el programa “Escuela para Padres y Madres”

Redacción 23/05/2017

Culiacán, Sinaloa (Olegario Quintero Informa).-Con una participación de poco más de 80 padres de familia de la escuela primaria Esteban Flores, de la colonia Servidores Públicos, el presidente municipal Jesús Valdés Palazuelos y la presidenta del DIF-Culiacán, Elisa Palazuelos de Valdés, pusieron en marcha el programa “Escuela para Madres y Padres”.

Los funcionarios municipales  hicieron el compromiso de realizar esfuerzos para mejorar las relaciones familiares e impulsar juntos mejores hábitos educativos en los niños para que sean mejores ciudadanos.

 El programa, que contempla siete sesiones de hora y media cada semana, fue iniciado por la coordinadora del mismo, María Elena Meraz, quien tiene una marcada experiencia en la implementación del programa en la ciudad de San Diego, California, Estados Unidos, desde donde se trajo el programa para aplicarse en Culiacán.

 El alcalde Jesús Valdés aclaró que a dicho programa se le han hecho algunas modificaciones en las que se toman en cuenta las características culturales de Culiacán.

 En el inicio del programa, la coordinadora del mismo resaltó que un objetivo de la “Escuela para Madres y Padres” es disminuir la deserción escolar, pues resaltó que de acuerdo a las estadísticas de Culiacán que tiene la Secretaría de Educación Pública y Cultura  (SEPyC), de cada 100 niños que entran a estudiar la primaria sólo 81 logran concluirla, y de esos 81 únicamente 40 terminan la secundaria y finalmente 38 son los que logran terminar la preparatoria.

 Entonces lo que se busca, dijo, es que los niños terminen toda la educación básica, la preparatoria y también concluyan una carrera profesional, y que al mismo tiempo adquieran valores que le ayuden a convivir en armonía con su familia, con sus compañeros de escuela y con sus amigos.

 El presidente municipal explicó que este programa se estará llevando a todas las escuelas de los sectores de la ciudad donde se tienen elevados índices delictivos, como una medida preventiva y como una herramienta de la que los padres pueden echar mano para formar a sus hijos como buenos ciudadanos.