Luto

Refrenda el Rector el llamado a respetar la autonomía de la UAS

José Luis Pérez 26/05/2017

Culiacán, Sinaloa (Olegario Quintero Informa).- En ningún momento las autoridades de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) autorizaron el ingreso de elementos de la Policía Municipal a las instalaciones de Ciudad Universitaria durante los festejos del Día del Estudiante, nunca se coordinaron con la institución y fue decisión que ellos asumieron violentando la autonomía de la Casa Rosalina, expresó el Rector, Juan Eulogio Guerra Liera.

A través de los micrófonos de Radio UAS, en el Programa Los Columnistas, el Rector manifestó que la Universidad recibe la disculpa del Presidente Municipal de Culiacán, Jesús Valdés Palazuelos, reconociendo la intromisión de los municipales a CU, pero consideró que no es un asunto de disculpa personal y que es necesario reunirse para dejar en claro el protocolo y evitar que este agravio suceda, además de buscar mecanismos para trabajar por objetivos comunes.

“Absolutamente no hubo ninguna autorización para que ingresaran y esto que quede claro, no es que nos neguemos a coordinarnos con las diferentes instancias policiacas, lo hemos estado haciendo en los diferentes programas que tenemos, pero sí fue una clara violación a la autonomía al ingresar bajo el pretexto de responder con prontitud, pero además ingresaron con motos paseándose a alta velocidad al interior de las escuelas donde no había delincuentes, había jóvenes festejando su día en medio de la euforia y que se pudo provocar un trastorno mayor”, dijo.

Expuso que todos los años con motivo del Día del Estudiante en CU se llevan a cabo festejos controlados, se realizan jornadas académicas, deportivas y culturales, a nivel estado el reporte fue una celebración adecuada, de respeto y de convivencia, sin embargo el pasado miércoles por la mañana se dio un exceso por parte de los estudiantes que la institución no minimiza y que por el ingreso de policías es que se da el reclamo de la institución.

“Manifestamos nuestro interés de que esto no se repita, ya que en clara violación a nuestra autonomía, la comunidad universitaria fue agraviada de una manera tan irresponsable y superflua de poder ingresar e ir más allá (…) la Universidad elevó a través de su Rector y las autoridades centrales la protesta y pidió el desagravio hacia la institución que no es una solicitud de disculpa personal, sino de garantizar los mecanismos para trabajar por los objetivos comunes: seguridad, el bienestar y sobre todo trabajar por una cultura de la paz”, opinó.

Enfatizó que el argumento de la supuesta premura con la que actuaron no está por encima de la autonomía y la Ley Orgánica de la Universidad.

“Hoy el reclamo es un alto a la violación de la autonomía universitaria, ninguna autoridad puede resguardarse bajo su nombramiento, bajo una aparente buena intención de ir a solucionar un problema que nadie los llamó a que lo hicieran, estaban dentro de los límites de la seguridad universitaria y que irrumpen alterando aún más el orden”, externó.

Agregó que la Universidad no pidió la intervención de la fuerza pública para detener a los estudiantes ni para encarcelarlos, mucho menos para reprimirlos, por eso se considera una ofensa contra la institución y reiteró que ya se giraron instrucciones al interior de la Universidad para que se hagan las indagaciones y se sancione a los jóvenes conforme lo marca la normatividad y que el daño patrimonial sea reparado, se irá dijo, hasta las últimas consecuencias contra los que realizaron estos actos.