Luto

Según el INEGI, Culiacán es la única ciudad donde ha bajado costo del transporte

Redacción 23/05/2017

México (El Economista).- Durante abril de este año, los precios al consumidor del transporte público urbano aceleraron en las principales ciudades del país, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Así, 37 urbes, de 46 que considera el Inegi, reportaron ascensos anuales en las cotizaciones —destaca León (Guanajuato) con un incremento de 28.18%—, ocho mantuvieron las mismas tarifas y sólo en una se registró una disminución.

Además de León, otras ciudades como Toluca (Estado de México), Aguascalientes (Aguascalientes), Torreón (Coahuila), Monclova y Ciudad Acuña (Coahuila), también enfrentaron aumentos importantes: de 23.00, 21.12, 20.45, 19.08 y 17.01%, respectivamente.

Domingo Ramos, presidente del Colegio de Economistas de Baja California, refirió que “de los conceptos que más han incrementado en el cierre de abril, es precisamente el transporte (…) deriva de los incrementos a los combustibles, de la Magna y Premium que subieron, una arriba de 20% y la otra arriba de 16 o 17%, y esto se ha visto reflejado en el sector de transporte urbano”.

Alberto Goyeneche, investigador de la Universidad Panamericana (UP), precisó que “en los esquemas del transporte público en las principales ciudades, la mayoría de las unidades, o no tributan o lo hacen a través del Régimen de Incorporación Fiscal, entonces, con esas dos opciones no pueden acceder a la solicitud de la devolución del IEPS federal”.

Entre los municipios que reflejaron un ascenso menor en los precios de transporte público, destacan: La Paz (Baja California Sur), con 0.13%; Guadalajara (Jalisco), con 0.41%; Matamoros (Tamaulipas), con 0.54%; Puebla (Puebla), con 0.63%; Tulancingo (Hidalgo), también con 0.63%, y Veracruz (Veracruz), con 0.66 por ciento.

Abel Hibert, director de posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey, sostuvo que estos aumentos son “la respuesta que están teniendo las líneas de camión y todos los demás del transporte público ante el incremento en el precio de la gasolina y el diesel, (así como) del incremento que ha tenido el tipo de cambio, que les afecta en la parte de sus refacciones y otros insumos que ellos utilizan”.

Sin cambios

Culiacán (Sinaloa) fue la única ciudad que presentó una disminución en los precios durante el abril de este año, con 0.08 por ciento.

En tanto, las urbes que mantuvieron sus cotizaciones sin cambios fueron: Ciudad Juárez (Chihuahua), Colima (Colima), Córdoba (Veracruz), Chihuahua (Chihuahua), San Andrés Tuxtla (Veracruz), Tepatitlán (Jalisco), Tepic (Nayarit) y Tlaxcala (Tlaxcala).

Dentro del índice del Inegi, se consideran cuatro subíndices que corresponden a los tipos de transporte: autobús urbano, colectivo, taxi y metro o transporte eléctrico, que únicamente se encuentra disponible en tres ciudades.

Las mayores variaciones en los precios del autobús urbano se observaron en el área metropolitana de la Ciudad de México, donde fue de 148.22%, seguido por León, con 30.14%; Aguascalientes, Chetumal y Toluca, todas con 25.0%, y Torreón, con 22.22 por ciento.

José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), destacó que “en la Ciudad de México (…) se tenía ya tiempo sin hacerse un (ajuste en los precios), por lo tanto esto provocó que pudiera incrementarse, no nada más para actualizarse, sino también por el aumento en los precios de los combustibles”.

Sin embargo, en 24 ciudades las cotizaciones del autobús urbano no sufrieron alzas ni bajas, como es el caso de Veracruz, Tepic, Querétaro, Tlaxcala, Puebla, Oaxaca, Guadalajara, Culiacán, Hermosillo, Chihuahua y Campeche, entre otras.

Asimismo, entre las ciudades que enfrentaron un mayor incremento en los precios del transporte colectivo se encuentra León, Aguascalientes, Toluca, Torreón y Cuernavaca, con 26.12, 25.0, 25.0, 22.22 y 18.11%, en el mismo orden.

Domingo Ramos, en alusión a un estudio que realiza el Colegio de Economistas de Baja California, manifestó que “vemos que (…) el combustible abarca de 30 a 55%, que se va de todo el servicio se gasta en combustible; eso tiene que ver con el grado de eficiencia del vehículo automotor”.

En la misma categoría referida, 23 ciudades mantuvieron sus precios sin modificaciones: Veracruz, Tepic, Tlaxcala, Querétaro, Puebla, Colima, Campeche, Chihuahua, Hermosillo, Monterrey y La Paz, por mencionar algunas.

En lo que respecta al servicio de taxi, los mayores aumentos en las tarifas fueron de: 30.01%, en Oaxaca; 25.92%, en Monclova; 19.76%, en Hermosillo; 19.52%, en Ciudad Acuña; 19.16%, en Campeche, y de 18.32% en Iguala.

Abel Hibert explicó que dichas variaciones pueden ser parte de un problema de competencia que, en general, siempre hay en el sector de transporte de pasajeros.

Señaló que “en ciudades donde hay Uber, por ejemplo, los precios del taxi no han reflejado este incremento en las cotizaciones de la gasolina; en cambio, donde no hay Uber, donde no hay competencia, los taxistas han logrado incrementar fuertemente sus precios”.

Asimismo, cabe destacar que la ciudad de Culiacán fue la única con una disminución en los precios de este servicio, con una variación de -1.5%; por otra parte, hubo 12 ciudades en las que no hubo ninguna variación.

El director del Idic destacó que era importante considerar que en gran parte de los casos, los precios del transporte público “son definidos por la autoridad local”.

Presiones

El investigador de la UP mencionó también que hubo presiones en torno al cambio de las tarifas en el transporte público “en la zona metropolitana de Guadalajara, desde inicios del año hubo paros y todo esto para la subida de la tarifa; en San Luis Potosí tuvieron una situación similar, de hecho aumentaron la tarifa de 7.80 a 8.50 (pesos)”.

Por su parte, el directivo de la Universidad Metropolitana de Monterrey añadió que “en Nuevo León hubo algunas protestas a principio de año relacionados a este tema (…) venían presionando desde el año pasado”.