Dinastía y legado BBK: Patriotas de Nueva Inglaterra…

Jorge Luis Sánchez Dávalos 17/02/2018

Buen día, amable lector:
En el mundo de los deportes siempre habrá quienes son considerados como los mejores de todos los tiempos, por ejemplo Michael Jordan, Pelé o Maradona, Michael Phelps, Tiger Woods, Muhammad Alí, Babe Ruth y varios deportistas que han significado un parteaguas en la historia, pero… ¿cuántos de nosotros podemos presumir que vimos al “Mejor de Todos los Tiempos” en alguna disciplina?
Lo anterior es en referencia por el momento que vive un mariscal de campo que será recordado por mucho tiempo por sus logros individuales y en conjunto, sumado a que su equipo es el más dominador en la NFL desde su debut y sin duda alguna una de la franquicias más exitosas de los últimos años en el deporte mundial; me refiero a TOM BRADY y los PATRIOTAS DE NUEVA INGLATERRA, quienes hace algunos días se quedaron muy cerca de alcanzar su sexto título e igualar a Acereros de Pittsburgh como los más ganadores en la historia del futbol americano en los Estados Unidos, pero que siguen siendo el rival a vencer en una liga que se ha ido modificando para tener mayor competitividad e igualdad entre los clubes que participan en ella.
Esta anécdota inicia en mi infancia cuando formaba parte del Club Guadalajara, donde se realizaban eventos deportivos entre los miembros y uno de ellos era la organización de un torneo de “tochito” aprovechando el calendario de la NFL y que era toda una tradición cada año en las instalaciones mencionadas.
Para todos los niños y adolescentes que éramos parte del club, el torneo de “tochito” era un pretexto para convivir y para “arreglar” algunas diferencias de rivalidades infantiles que al paso del tiempo se convertían en grandes recuerdos, pero que en aquellos años significaban más que un simple golpe que, afortunadamente, nunca pasaron a mayores.
Al paso de los años me trasladé a Culiacán, donde actualmente resido: una tierra donde se practica mucho el futbol americano desde edad temprana, por lo que varios amigos culichis gustaban del deporte de las tacleadas y empezamos a reunirnos en el famoso “Monday Night Football” para convivir mientras disfrutábamos de los juegos, especialmente con mi amigo Alfredo Beltrán, el famoso “Popochas”, a quien recuerdo con gran gusto por su adoración al deporte y con quien tenía la peculiaridad de hacernos exámenes de futbol americano cada vez que nos veíamos, lo que nos mantenía al tanto de datos de la NFL y era un aliciente más para nuestros convivios.
Durante esas reuniones y charlas a principios de este milenio, era imposible no mencionar al equipo más dominante de los últimos años, los Patriotas de Nueva Inglaterra, quienes han ganado muchísimos aficionados en México y el mundo por su éxito, convirtiéndose en uno de los clubes más populares y referentes del futbol americano.
Hablar de Patriots es sinónimo de un legado que surge a partir del año 2000 con la dupla Belichick-Brady, bajo la dirigencia del propietario del equipo Robert Kraft, quien tomó las riendas del club a partir de 1994 y que poco a poco ha ido gestionando el funcionamiento de una de las franquicias más ganadoras en la historia de la NFL. Sin embargo, no todo ha sido “miel sobre hojuelas”, y los Pats han tenido que pasar por muchas situaciones para ubicarse donde actualmente están.
Vayamos un poco a los inicios de Patriotas, un equipo que surge en 1959 con Billy Sulivan Jr. como cabeza de una nueva franquicia que se sumaba a la American Football League, que un año más tarde se oficializaba como equipo bajo el nombre de Boston Patriots con Lou Saban como su primer entrenador en jefe y bajo el antiguo logo de “Pat Patriot”.
El primer juego oficial de Patriotas fue ante Broncos de Denver el 09 de Septiembre de 1960 con resultado adverso de 13-10; sin embargo, ese momento representó la base de una escuadra que llegaba para quedarse en el deporte de las tacleadas en Estados Unidos.
Los Pats fueron un equipo mediano por más de tres décadas, a excepción de la campaña de 1986 donde disputaron el Superbowl XX ante Osos de Chicago, mismo que perdieron; sin embargo, regularmente eran un conjunto que se quedaba lejos de figurar entre los protagonistas de la liga, e incluso fueron relacionados en varias ocasiones con temas de reubicación, ya que no tenían arraigo con la afición de la región de Massachusetts.
Fue hasta mediados de los 90s cuando el equipo iniciaría un camino vertical en su historia, teniendo a Bill Parcells como HC y a Drew Bledsoe como mariscal de campo, llegando a los Playoff de la campaña 1994, momento en que fueron eliminados en la primera ronda. Pese a ello, la franquicia mostró una identidad propia que le valió tener su estadio completamente lleno por varias temporadas de manera consecutiva. Basado en lo anterior, Patriotas pudo llevar a cabo una serie de contrataciones más mediáticas que lo llevaron al SuperBowl XXXI ante Empacadores de Green Bay, donde de nueva cuenta se quedaban cerca de lograr su primer título, pues en esa ocasión cayeron 35-21.
Pasarían algunos años más hasta la llegada del personaje que revolucionaría el banquillo del equipo, el HC Bill Belichick, quien llegaba procedente de Jets de Nueva York de una manera muy controversial pero que ha significado uno de los mayores aciertos en la administración del dueño Robert Kraft.
El “Monje” tendría una primera temporada (2000) con marca negativa de 5-11 pero se mantenía para el siguiente año, donde Patriots seleccionaron en la 6ta ronda del Draft (199 global) a un QB de la Universidad de Michigan con pocos reflectores y que llegaba como aprendiz de Drew Bledsoe.
Pero el destino tenía algo preparado para aquel novato de nombre Thomas Edward Patrick Brady, pues Bledsoe se lesionaría a principios de temporada y el novato se convertía en el mariscal de campo titular con apenas 23 años de edad; ese momento marcó un antes y un después en la historia de la franquicia asentada en el área metropolitana de Boston.
Con Tom Brady en los controles, Patriotas terminaría con récord de 11-5 y se metía a la postemporada, llegando al SuperBowl XXXVI ante Carneros de San Luis, dejando en el camino a Raiders de Oakland y Acereros de Pittsburgh; Brady y compañía lograrían su primer trofeo Vince Lombardi derrotando agónicamente a su rival con un gol de campo de Adam Vinatieri con pocos segundos en el reloj de juego, y sería precisamente Tom Brady el designado como el Jugador Más Valioso en ese súper domingo.
Patriotas es considerado el equipo de la década pasada con 121 triunfos del 2001 al 2010 y está encaminado a serlo también en la presente, pues desde el 2001 no tienen una campaña con marca perdedora y es una franquicia que ha mantenido una regularidad que los han llevado a ganar 5 anillos de campeonato de SuperBowl (2002, 2004, 2005, 2015 y 2017), 9 campeonatos de Conferencia, 15 veces han ganado su división y han hecho del Gillette Stadium la aduana más difícil de la liga para sus rivales.
Algunos de los récords que ostentan son el de más apariciones en un Súper Tazón con 10, son junto a Vaqueros de Dallas los únicos en ganar tres SB en cuatro años y son el equipo con la racha más larga de victorias consecutivas en la liga con 21 del 2003 al 2004, además de completar una campaña invictos en 2008 aunque les faltó coronar esa gran hazaña con el anillo de SuperBowl.
Es imposible imaginar todo el éxito que ha tenido Patriotas de Nueva Inglaterra sin Tom Brady, un mariscal de campo que ha figurado como uno de los mejores en la historia y que ha cosechado un gran número de reconocimientos, destacando sus 5 anillos de SB, 12 veces llamado al ProBowl, 4 veces ha sido JMV en SB, 3 ocasiones ha sido JMV de la NFL; además de ser líder pasador y en TD por aire en la historia de Patriotas, QB con más TD y yardas por aire en postemporada.
TB12 tiene 5629 pases completos en 8805 intentos para un porcentaje de efectividad de 63.9, logrando 488 TD por sólo 160 Int, suma hasta el momento 66,159 yardas totales y un fabuloso rating de 97.6. Como dato curioso, Brady fue seleccionado por Expos de Montreal en el Draft de la MLB de 1995, sin embargo no fue tomado para quedarse en la extinta organización canadiense.
Es inminente la llegada de Brady al Salón de la Fama en la NFL, considerado como uno de los mejores QB en la historia, junto a grandes figuras como Joe Montana, Johnny Unitas, Peyton Manning, John Elway, Brett Favre, Drew Brees, Dan Marino, Teddy Bradshaw, Troy Aikman, Steve Young, Robert James, Boomer Esiason, sólo por mencionar algunos…
Me despido de ustedes, esperando que este espacio haya sido de su agrado y enviándole un saludo muy especial a mis grandes amigos Antonio Quintero Contreras, Rafael Rodríguez Castaños y Lauro Díaz Jr.; así mismo, le dedico éstas líneas al buen Alfredo “Popochas” Beltrán y a la hija de mi gran amiga Gabriela Aragón Moreno.
Los invito a visitar mi blog deportivo, solamente tienen que ingresar a:
https://jorgeluissanchezdavalos.blogspot.mx/
Nos escribimos pronto, amigos…
Jorge Luis Sánchez Dávalos
jorge.deportes@hotmail.com