La Iglesia Católica llama a los feligreses vivir en armonía y no caer en tentaciones

Redacción 14/02/2018

La Iglesia Católica llama a los feligreses vivir en armonía y no caer en tentaciones

Culiacán, Sin. (Olegario Quintero Informa).-  Al iniciar la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, el Obispo de la Diócesis de Culiacán Jonás Guerrero Corona exhortó a los feligreses vivir en armonía, hacer caso omiso a las tentaciones que a diario acechan a las personas.

Durante la homilía el prelado católico destacó que la Cuaresma es el tiempo apropiado para corregir aquello que no está en armonía con la vida cristiana.

Insistió que la Cuaresma es tiempo de arrepentimiento y transfiguración a la vida nueva, por lo que oró para que terminen los tiempos aciagos y violentos que vive la sociedad, además invitó a los que se han apartado del camino que se acerquen a Dios.

“El que guste entrar en una vida nueva ahí está Jesús, que es camino, verdad y vida y lo celebraremos durante la Cuaresma”, indicó.

En la primera misa matinal que presidió el Obispo en la Catedral, los feligreses católicos que se acercaron a recibir la ceniza y escuchar “polvo eres y en polvo te convertirás”, fue sobresaliente, ya que desde el altar hasta la plazuela Obregón hicieron cola y pacientemente esperaron la llegada del sacerdote para imponerles el signo de la cruz en su frente.

El Obispo reiteró que la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, signo sacramental de nuestra conversión, que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.
En su homilía el prelado recordó que la imposición de la ceniza es el verdadero rito característico de esta celebración litúrgica, pero que por sí solo no salva sino que es el cambio personal de cada individuo.

“La ceniza sola no salva sino que supone la disposición interior, este signo que es para el discípulo que tiene conciencia de que su búsqueda no es agradar a los demás. El discípulo va a través de sus necesidades más profundas y reconoce que el que salva es Dios. Quiero que Él me capacite y me transforme, es un símbolo bíblico que dispone al discípulo que acepta seguir a Jesús; la ceniza me recuerda que soy débil y necesitado de Él. La ceniza es un sacramental”, indicó.

Cabe recordar, que el período comprende 40 días donde los creyentes estarán en preparación para la Pascua por medio de la oración, el ayuno y estar preparados para recibir la Semana Santa.

Con información de El Sol de Sinaloa