Regresaron para quedarse: Charros de Jalisco…

Jorge Luis Sánchez Dávalos 04/02/2018

Buen día, amable lector:

Entramos al mes de Febrero y con ello el inicio del evento más esperado por los aficionados al beisbol caribeño, pues se cumple el plazo para el arranque de una nueva edición de la Serie del Caribe y en esta ocasión será especial, pues nuestros Tomateros de Culiacán serán los representantes de México en el certamen que se llevará a cabo en el Estadio Panamericano en Zapopan, casa de los Charros de Jalisco, equipo que ha militado en las dos principales ligas de pelota mexicanas y que es el protagonista de este espacio donde les comparto mis grandes anécdotas deportivas.

Esta anécdota inicia en mi infancia, donde me surgía el gusto por los deportes y el beisbol era representado por Charros, a quienes comencé a seguir por mi residencia en Guadalajara, además de que contaban con grandes jugadores que hacían más llamativo mi interés hacia dicho club, donde incluso me tocó ver jugar a Fernando Valenzuela y a Pedro Guerrero a inicios de los 90s.
El cuadro tapatío desapareció y su servidor se mudó a Culiacán donde tengo más de 25 años viviendo, donde me ha tocado presenciar dos Series del Caribe (2001 y 2017) y es ahí donde se presenta lo mejor de éste relato.

En aquel lejano año 2001, la justa caribeña llegaba a Culiacán, en lo que para muchos ha sido la mejor de todas, a la cuál asistí en compañía de mis compadres Mario Ignacio Frías Valenzuela y Fco. Javier Guerrero, sin embargo, uno de los días del evento fue muy especial pues llegamos a nuestro palco y alguien estaba ocupándolo, llevándonos la sorpresa que era el Lic. Armando Navarro, actual presidente de Charros de Jalisco y quien fuera parte fundamental del regreso del cuadro jalisciense en 1988, siendo acompañado de dos de sus hermanos, a quienes invitamos a quedarse con nosotros y ahí inició una bonita amistad.

Durante la plática, el sr. Armando Navarro nos comentaba que tenía el deseo de llevar beisbol de regreso a la “Perla Tapatía” con sus queridos Charros, lo cuál lograría al paso de varios años a base de un largo periodo de lucha y negociaciones, alcanzando un objetivo que se ha consolidado y que cuenta con mucho apoyo en la zona metropolitana de Guadalajara y sus alrededores, además de coronar dicho sueño con la celebración de la Serie del Caribe en su casa.

Charros de Jalisco participó durante 21 temporadas en la LMB y tuvo sus inicios en 1949 pero bajo el mote de “Pozoleros”, quienes jugaban por la Col. Analco que se ubicaba cerca de la antigua central camionera de Guadalajara, y participaron en la LMB hasta 1952, donde tuvieron que retirarse por cuestiones económicas del propio equipo, sin embargo regresaron al año siguiente como “Medias Azules de Guadalajara” para ingresar a la extinta Liga de la Costa del Pacífico (actualmente LMP) y sería hasta 1954 cuando el equipo tomó el nombre de Charros de Jalisco.

Se dice que dicho mote surgió en una gira por Chihuahua, donde llegaron a un poblado para comprar unos sombreros para cubrirse del sol, sin embargo, no se los quitaron al llegar a su destino y la gente decía que habían llegado “los charros de Jalisco”, de ahí surgió dicho nombre que prevalece hasta hoy.

Charros tendría su segunda etapa en la Liga Mexicana de Beisbol a partir de 1964, jugando en el Tecnológico de la U de G, logrando su primer campeonato en 1967 ante Broncos de Reynosa con un equipo muy destacado que dominó el certamen, incluyendo a Elrod Hendricks y Winston Llenas como campeones en jonrones y carreras producidas respectivamente, además de tener al estelar lanzador cubano Andrés Ayón con récord de 25-6 en ganados y perdidos, mientras que Juan Suby terminó como líder en efectividad con 2.36 en su PCLA ese año.

En 1971 llegaría su segunda estrella, siendo ésta última la más recordada por la afición de antaño del conjunto tapatío porque se repusieron de un 0-3 en la serie ante Saraperos de Saltillo, dirigidos por uno de los managers más exitosos del beisbol mexicano como lo fue Benjamín “Cananea” Reyes, con figuras como Donald Anderson, quien logró dos títulos de bateo con Charros y fue un referente de los jaliscienses a principios de los 70s.
De nueva cuenta se despidió el beisbol de la “Perla Tapatía” en 1976 para mudarse a Durango.

Pasarían varios años para que el “Rey de los Deportes” retornara a Guadalajara, siendo en 1988 cuando la franquicia de Angeles Negros de Puebla se mudaba a Guadalajara y tomaría en mítico nombre de guerra, tomando mayor auge a inicios de los años 90 con el arribo de grandes peloteros como Pedro Guerrero, Urbano Lugo, Luis Arredondo, Ricardo Herrera, Luis de los Santos y el más mediático de todos, Fernando “Toro” Valenzuela.

La llegada del “Toro de Etchohuaquila” se dio durante la “Fernandomanía”, pues llegaba en plena forma y ya con una larga experiencia en Grandes Ligas, disputando la campaña de 1992 como abridor estelar y significó un parteaguas en el beisbol de verano, liderando un equipo que tenía buenos números y altas expectativas, además de llenar los estadios de beisbol donde se presentaba.
Para mediados de la campaña del 94, Valenzuela dejó al conjunto jalisciense tras firmar con Orioles de Baltimore, lo que puso en aprietos a la directiva y se optó por traer a Pedro Guerrero, un poderoso bateador dominicano que mantuvo al equipo con resultados positivos el resto de la temporada.

Para el asombro y sorpresa de muchos, Charros volvería a mudarse a otra plaza, ésta vez hacia Oaxaca en 1995, sin embargo, volverían a reaparecer en 2014 en la Liga Mexicana del Pacífico tras mover la franquicia de Algodoneros de Guasave a la capital del estado de Jalisco donde se han mantenido con buenas actuaciones pero sin concretar un título todavía.

Charros es una de las franquicias del beisbol mexicano que más ha sufrido con los cambios de plaza, pero puede presumir de haber contado con grandes figuras entre sus filas.

Me despido de ustedes, deseándoles que disfruten el magno evento caribeño que se está celebrando en tierras tapatías, enviándole un saludo muy especial a mis grandes amigos Mario Frías, Martín Medina y Javier Guerrero, además de dedicarle éste pequeño espacio al Lic. Armando Navarro y sus Charros.

Los invito a visitar mi blog deportivo, solamente tienen que ingresar a:
https://jorgeluissanchezdavalos.blogspot.mx/

Nos escribimos pronto, amigos…

Jorge Luis Sánchez Dávalos
jorge.deportes@hotmail.com