Rusia no halla “ningún rastro” químico en Siria

Redacción 09/04/2018

Rusia no halla “ningún rastro” químico en Siria

Moscú. (Olegario Quintero Informa).- Los especialistas rusos que investigaron en Duma, donde el régimen sirio está acusado de haber lanzado un ataque químico contra los rebeldes, no hallaron “ningún rastro” de sustancia química, aseguró el lunes el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.

“Nuestros especialistas militares ya fueron al lugar (…) No descubrieron ningún rastro de cloro o de cualquier otra sustancia química utilizada contra los civiles”, declaró en una conferencia de prensa.

Un presunto ataque químico en Duma, el último bastión en manos de los rebeldes en la extensa región de Guta Oriental, dejó el sábado 48 muertos según los Cascos Blancos, un grupo de socorristas en zona rebelde, y la oenegé médica Syrian American Medical Society (SAMS), una información que no pudo ser verificada con fuentes independientes.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) está investigando las acusaciones de uso de gas tóxico contra la población en la ciudad siria de Duma, informó hoy la institución en La Haya.

La OPAQ ya ha hecho un análisis provisional de las informaciones y el grupo destinado a Siria está recabando más datos sobre las sustancias usadas. Por ahora no está claro cuándo se conocerán los resultados. Los expertos interrogan a testigos y toman muestras del suelo y de tejidos que serán analizadas, pero no tienen un mandato que les permita juzgar quién fue responsable. De ello se encargaba hasta diciembre de 2017 un grupo conjunto de investigadores de la OPAQ y de la ONU, pero tras un veto de Rusia en el Consejo de Seguridad su mandato no fue renovado. Según informaciones procedentes de Siria, al parecer se usó gas cloro, como en anteriores ocasiones. El grupo de expertos sobre Siria de la OPAQ fue creado en 2014 tras denuncias de uso de armas químicas.

Estados Unidos y Francia blandieron la amenaza de bombardear Siria tras estas acusaciones.

El presidente estadunidense Donald Trump advirtió al régimen y a sus aliados que podrían “pagar un alto precio” por el presunto ataque químico y calificó a su homólogo sirio Bashar al Assad de “animal”.

A mediados de marzo, Moscú acusó a los rebeldes sirios de preparar “provocaciones” con armas químicas en Guta Oriental para que sirvieran de pretexto a ataques de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, incluso en Damasco.

El lunes se registró un bombardeo contra una base militar del régimen en el centro de Siria. Damasco y Moscú acusaron a Israel.

“Es un desarrollo muy peligroso de la situación. Espero que al menos los militares estadounidenses y los de los países que participan en la coalición liderada por Estados Unidos lo entiendan”, agregó Lavrov.

El ataque contra el aeropuerto de la T-4, también conocida como Tiyas, en la céntrica provincia de Homs, dejó al menos 14 muertos entre los combatientes prorrégimen, entre ellos tres oficiales sirios e iraníes, según una ONG.

Con información de La Jornada