Perifoneo | Quirino, del abucheo al abrazo

Llamó mucho la atención que el Presidente López Obrador defendiera con denuedo al Gobernador Quirino cuando era víctima de algunos abucheos del respetable en la explanada de gobierno. Mucho se habló en los mentideros, columnas y mesas de análisis acerca del acercamiento y la alianza plena entre ambos. Valga algunas acotaciones al respecto:

Andrés Manuel venía de haber presenciado varios espectáculos bochornosos en varios estados de la república como Guerrero, Tabasco, Estado de México, Oaxaca, Nayarit, etc., dónde hubo porras de abucheos, algunas espontáneas, otras orquestadas por líderes morenistas contra los gobernadores; en todas ellas el presidente llamó al respeto y pidió disculpas a los abucheados. Ya somos gobierno y no partido les dijo y hay que respetar a todos.

Así que resultó muy natural que aquí también saliera en defensa de Quirino; hay sin embargo otros elementos que abonan a una buena relación de inicio entre ambos, al menos por un tiempo.

Quirino ni es hombre de partido ni de formación política e ideológica priísta, por ello su capacidad pragmática de adaptación es tremenda. Así sin asomo de vergüenza alguna pasó de ser uno de los “amigos” y “Ahijados” más cercanos de Peña Nieto, jugaban golf juntos cada vez que se les antojaba y de hecho su designación como candidato del PRI a la gubernatura fue cocinada directamente por EPN en los Pinos e impuesta al PRI y a los políticos sinaloenses, que la acogieron con total disciplina.

Valga la pena recordar el último “gesto” benefactor del gobierno federal quién, antes de que pegara el huracán Willa en el sur del estado, a través de gobernación ya había declarado a los municipios del sur como afectados, autorizando los recursos correspondientes; mientras que en Nayarit, mucho más vapuleado por el mismo huracán, careció de ellos.

Ahora que murió el rey; Quirino se suma al nuevo rey sin ningún empacho y hace muy bien, se sube al carro del Peje para reconocerlo sin ningún titubeo y tomar distancia de los acuerdos de la cúpula priísta de hacerle contrapeso al presidente. Además el gobernador es muy bueno para hablarle al oído al presidente y decirle lo que quiere escuchar, al fin son sólo palabras, para lo cual tiene muy buenos asesores.

Cuánto le dure el salibero al gobernador para seguir cortejando al Presidente sin que salga su verdadero talante y estilo, habrá de verse. Probablemente él lo convenció de revender el CIP de Teacapan, para que no le haga sombra al puerto, igual que los apoyos a la carretera Badiraguato Parral y las inversiones al puerto de Mazatlán, etc. Festinamos, hay alianzas y acuerdos, ojala y alcance para los casi tres años que le faltan, pero para ello no debería excederse en lo que se lleva a su bolsillo.

Al tiempo

Marco Verdugo

marcovinicioverdugo@gmail.com

Puede que también te guste...

Share This