Anuncia AMLO basificación de todos los trabajadores de salud

Redacción 11/10/2019

Villa Unión, Mazatlán, Sinaloa.- El gobernador Quirino Ordaz Coppel acompañó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al encuentro que sostuvo con trabajadores del Hospital Rural del IMSS de Villa Unión, donde el presidente dio a conocer un plan para atender el sector salud del país, que incluye entre otros puntos, otorgar certeza laboral a todos los trabajadores eventuales y basificarlos, que en Sinaloa suman dos mil personas.

El mandatario estatal le dio la bienvenida al presidente de México en esta nueva gira de trabajo por Sinaloa, que inició con este encuentro y que continuará en Guasave por la tarde para inaugurar el estadio de beisbol, y concluirá este sábado en la mañana en El Fuerte, con otro encuentro similar en el Hospital Rural del IMSS de dicho municipio.

En su mensaje, el gobernador Quirino Ordaz Coppel le dijo al presidente López Obrador que Sinaloa apoya su política de universalización de los servicios de salud, pues consideró que será la solución en un corto y mediano plazo para resolver ese gran problema estructural que tiene este sector.

“Estamos con usted y es fundamental apoyar esta política que el presidente tiene, que dentro de la misma también va el ayudar, es un tema de justicia, ayudar a los trabajadores, a las mujeres y a los hombres que trabajan en el sector salud que en Sinaloa son cerca de dos mil personas que no tienen la certeza jurídica. Sabemos que lo hará de manera gradual, poco a poco y que Sinaloa está dentro de sus prioridades para que eso vaya avanzando”, precisó.

Ordaz Coppel destacó la importancia que esto significa para esos trabajadores que carecen de certeza laboral. “No podemos permitir que esto siga como va porque requieren las familias, es gente que está luchando, pero también que se dejó de atender y eso es la consecuencia que hoy estamos viviendo y padeciendo, pero que el presidente ha hecho un compromiso de ir ayudando a todos estos trabajadores y familias que les va a ayudar a darles esa seguridad laboral”, dijo.

Por otra parte, el mandatario estatal le comentó al presidente que aquí en Sinaloa desde el inicio, su administración se sumó al programa de compras consolidadas de medicamentos, ya que gracias a ello se puede comprar más barato, se brinda mayor cobertura y se hace de manera transparente, lo cual consideró fundamental para que lleguen más medicamentos a quien hoy no los recibe.

“Así es que es fundamental sumarnos y apoyar esta noble causa y esta política que ha emprendido el presidente de comprar, adquirir mejor y sobre todo que lleguen los medicamentos que no están llegando a muchas de las poblaciones que más lo necesitan”, añadió.

El gobernador del estado aprovechó la ocasión informarle al presidente que es cuestión de semanas para que el nuevo Hospital General de Mazatlán abra sus puertas, lo que será un antes y un después, “gracias por su apoyo porque el actual está abandonado, dejado y totalmente indigno”.

Asimismo, dijo que existe buen avance en la construcción del nuevo Hospital General de Culiacán y del nuevo Hospital Pediátrico de Sinaloa, y ya se inició la remodelación del Centro de Salud de Culiacán, que es el más viejo de todo Sinaloa y para cuyo proyecto el presidente López Obrador dio todo su respaldo para sustituirlo totalmente, pues quedará nuevo con equipamiento, y todos estos hospitales serán un antes y un después en atención, en el modelo del servicio de salud público a quien más lo necesita.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador le agradeció al gobernador Quirino Ordaz Coppel su apoyo y respaldo, “nos hemos entendido muy bien, estamos trabajando de manera coordinada gobierno federal con el Gobierno del Estado”, dijo.

Destacó que el Hospital Rural del IMSS de Villa Unión es el número 75 que visita, de los 80 que existen en todo el país, y es uno de los nueve del Programa IMSS Bienestar que está certificado por el Consejo de Salubridad.

Tanto López Obrador como el director general del IMSS, Zoé Robledo, dieron respuesta a la petición que hizo el director de este hospital rural, el doctor Hilario Ismael Rubio Benítez, y anunciaron que se construirá un albergue en este hospital, para apoyar a los familiares que estén al cuidado de sus enfermos que se encuentren internados.

Sobre su plan de atención al sector salud, el presidente López Obrador dijo que decidió hacer estos recorridos por los hospitales del país, y no resolverlo allá en la oficina en la Ciudad de México, para percatarse por su propia cuenta de las condiciones en que operan.

Explicó que su plan consiste en cuatro puntos centrales, el primero de ellos es garantizar que no falten los medicamentos y material de curaciones, y que exista el mismo número de claves en todas las unidades médicas, Centros de Salud y hospitales, sin discriminación alguna.

El segundo punto es que no falten las enfermeras, médicos y especialistas, y adelantó que para incentivar la prestación del servicio en pequeñas comunidades, los médicos que atiendan pequeños Centros de Salud recibirán un mayor sueldo que el que reciben los de las grandes ciudades.

Como tercer punto, el presidente López Obrador señaló que se mejorarán las instalaciones físicas, con un mayor mantenimiento y la conclusión de obras que están en proceso. Al respecto, felicitó al gobernador Quirino Ordaz Coppel porque esto se hace en Sinaloa, es decir, terminar las obras que estaban inconclusas.

El cuarto y último punto es el compromiso de regularizar la situación jurídica de todos los trabajadores del sector, a fin de que todos los eventuales sean basificados, y que en el país suman 80 mil trabajadores, de los cuales, dos mil están en Sinaloa.

Explicó que para concretar este plan ya se tiene un presupuesto de 40 mil millones de pesos, que logró obtenerse gracias a los ahorros y a las medidas de austeridad, como quitar lujos en el gobierno y gastos superfluos.

También acompañaron al presidente y al gobernador en el presídium, el secretario de Salud federal, Jorge Alcocer Varela; la titular de la Unidad del Programa IMSS Bienestar, Gisela Lara Saldaña y el presidente municipal de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, en calidad de anfitrión.

Previo al encuentro, el gobernador Quirino Ordaz Coppel y el presidente Andrés Manuel López Obrador realizaron un recorrido por el interior del Hospital Rural del IMSS de Villa Unión.