COEPRISS alerta sobre establecimientos de procedimientos estéticos ilegales

Redacción 31/10/2019

El Comisionado Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios de Sinaloa (COEPRISS), Jorge Alan Urbina Vidales, alerta sobre el grave riesgo a la salud para la población que acude a establecimientos que realizan procedimientos estéticos que no cumplen con las normas sanitarias y la legislación de salud vigente. “En casos en que los lugares se encuentran en malas condiciones sanitarias y manejados por personas no especializadas, las cirugías o tratamientos practicados pueden ocasionar daños permanentes o fatales”, advirtió.

Precisó que la Secretaría de Salud, a través de COEPRISS, ha mantenido una atención permanente a este tema sobre el que nuevamente se hace énfasis ante la reciente alerta sanitaria de COFEPRIS y el aviso epidemiológico emitido por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) a través del Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE).

“Se emitió un aviso epidemiológico a nivel nacional sobre casos de infección cutánea y tejidos blandos, asociada a productos cosméticos para uso en Mesoterapia lipolítica. La lipólisis por inyección es un término aplicado a terapias que involucran químicos inyectados al mesodermo (mesoterapia) o al tejido celular subcutáneo que supuestamente promueven la reducción del tejido adiposo”, comentó.

Explicó que el tratamiento consiste en varias sesiones en las que se inyectan desde soluciones homeopáticas hasta soluciones como salmeterol xinafoato, salicilatos y activos hormonales y se aplican de 10 hasta 300 inyecciones en una sesión con una aguja de 4 a 6 mm. “La mesoterapia consiste en una técnica de mínima invasión en la que se inyectan vía intra o subcutánea, mezclas variables de plantas, agentes homeopáticos, productos farmacéuticos, vitaminas y otras sustancias bioactivas en dosis microscópicas”, dijo.

“A pesar de su popularidad y bajos costos, al ofrecer rejuvenecimiento y disolución de grasa, la seguridad y eficacia de estas técnicas es incierta, asociada a efectos adversos, contaminación e infección de los tejidos cutáneos y tejidos blandos subcutáneos”, advirtió.

La COFEPRIS recomienda a la población que para obtener resultados óptimos y con el mínimo riesgo a la salud se debe elegir un profesional de la salud acreditado y certificado. “Cualquier método clínico, terapéutico y/o quirúrgico debe están fundamentado en principios científicos y éticos”, apuntó.

Urbina Vidales recomienda a la población que el profesional explique el procedimiento al paciente, estableciendo los riesgos y beneficios; y que esto a su vez se plasme en un consentimiento informado. “El establecimiento debe contar con la documentación legal que acredite los procedimientos y servicios que ofrece, así como la infraestructura necesaria para su atención médica integral”, aclaró.

Sostuvo que también los productos y equipos utilizados en los tratamientos o terapias no deben ser ofertados bajo publicidad engañosa o milagrosa y cuenten con los registros sanitarios correspondientes. ”El establecimiento debe presentar aviso de funcionamiento, contar con responsable sanitario y en su caso con licencia sanitaria vigente, documentos que deben encontrarse a la vista de los pacientes y exhibirlos en caso de que les sea solicitado”, enfatizó.

El comisionado precisó que cualquier médico que realice este tipo de procedimientos deberá contar con certificación por el Consejo correspondiente y el consultorio debe contar con un área específica, separada y sin posibilidad de contaminación; de preferencia, con acceso restringido, así como contar con área de recuperación.

El titular de COEPRISS subrayó que los medicamentos o productos utilizados para los diversos procedimientos ofertados, deberán contar con registro sanitario, etiquetas en español, no deberán estar caducos ni deberán suministrarse de manera fraccionada.

“La manipulación de los medicamentos debe ser mediante técnicas asépticas adecuadas durante su uso o almacenamiento, ya que se puede llegar a generar la contaminación extrínseca del fármaco con diversos microorganismos”, dijo.

Finalmente, advirtió que la contaminación extrínseca de los productos se puede dar durante su manipulación y almacenamiento con la apertura de los envases y la reutilización de productos utilizados en estas sesiones, como jeringas o viales multidosis.