Trump amaga con cancelar ayuda contra incendios a California

Redacción 03/11/2019

El presidente Donald Trump criticó al gobernador de California, Gavin Newsom por los incendios que arrasan a esa entidad, afirmando que el demócrata no hizo su trabajo para evitarlos.

Aunado a ello, el republicano amagó con detener la ayuda financiera federal.

“El gobernador de California, @gavinnewsom, ha hecho un terrible trabajo forestal”, indicó el mandatario. “Le dije desde el primer día que nos conocimos que debía ‘limpiar’ el piso de sus bosques sin importar lo que sus jefes, los ambientalistas, DEMANDEN de él. También debe hacer quemaduras y cortar cortafuegos”.

Agregó que cada año sucede lo mismo en la entidad con los incendios forestales y las Administración local pide ayuda financiera al Gobierno federal.

“Todos los años, a medida que el fuego arde y California arde, es lo mismo, y luego acuden al Gobierno Federal en busca de ayuda $$$ (económica). No más. Actúen juntos, gobernador. Ningún incendio en otros estado logra ese nivel”, agregó.

El mandatario celebró la labor de los bomberos que buscan detener el fuego.

“¡Grandes bomberos! Además, abra los carriles de agua ridículamente cerrados que bajan del norte. No lo viertan en el Océano Pacífico. Debe hacerse de inmediato. California necesita desesperadamente agua, ¡y pueden tenerla ahora!”, dijo el mandatario sin citar fuentes sobre sus sugerencias.

El fuego en las zonas boscosas de California están incontenibles y uno reciente quemó en pocas horas más de 3,520 hectáreas y obligó a evacuar a cientos de residentes afecta desde el viernes el sur de California.

El fuego fue bautizado como incendio María y se extendió rápidamente por la comunidad de Santa Paula en el condado de Ventura, a 106 kilómetros de la ciudad de Los Ángeles, y afectó los campos de cultivos y los pueblos agrícolas de Somis y Saticoy, informó el jefe del Departamento de Bomberos del condado de Ventura, Brian McGrath, en una rueda de prensa.

Al menos 7,000 personas fueron evacuadas, entre ellas centenares de inmigrantes, que trabajan en los cultivos de la zona.

Más de 18,000 estructuras están bajo riesgo por el fuego que también afecta extensas áreas de cultivos.

Los cientos de bomberos que lidian con los otros siete grandes incendios en la zona metropolitana de Los Ángeles, que incluye cinco condados, esperan que las condiciones climáticas les ayuden a controlar las llamas y permitir el regreso a sus hogares de los cientos de evacuados.

En el norte de California, la mayoría de los 180,000 residentes del condado de Sonoma evacuados por el llamado incendio Kincade pudieron regresar a sus casas, después de que lograran contener el fuego en un 67%.

Las llamas de este siniestro han quemado 31,467 hectáreas y destruido 167 casas y 135 estructuras.

Más de 1,600 viviendas se mantienen amenazadas por el Kincade, y 6,000 personas deben seguir en refugios.

El gobernador Newsom mantiene el estado de emergencia para todo el estado debido a los fuegos, que han asolado el estado en la última semana.

Con información de EFE.