Samantha, reina de belleza trans en Puebla, fue asesinada con dolo; FGE evade hablar con la familia

Los padres, hermanos y abuelitos de Samantha Rosales Barrios colocan en el patio de la casa sillas para su novenario. El silencio de pronto se rompe por los gritos y el llanto de la abuelita con quien Samantha, mujer trans, vivió hasta antes de que el jueves 20 de agosto muriera embestida con “dolo” por un automóvil mientras circulaba en una motocicleta en Atlixco, Puebla. 

“Dijo que se iba morir siendo reina y así fue, se murió siendo reina”, dijo su hermano Silvestre Flores Rosales, cinco años menor que Samantha. 

Entre lágrimas recuerda a su hermana de 23 años, quien en 2019 obtuvo el titulo de “Señorita Atlixco Gay” de la firma Carlos y Meche, la de mayor prestigio en la comunidad gay a nivel nacional. 

Aunque pareciera un número mas en la cifra de homicidios en Puebla, el asesinato de Samantha advierte también del persistente odio hacia las mujeres transgénero. Su corona llena de brillos luce colgada en su cuarto, una habitación con piso de cemento; en el otro extremo, un crucifijo. 

Con información de Animal Político.

Puede que también te guste...