Wisconsin arde en protestas; exigen justicia tras disparos policiales contra Jacob Blake

Los protestantes incendiaron edificios y gran parte del distrito comercial en Kenosha, Wisconsin, durante una segunda noche de disturbios provocados por la herida de un hombre de color con un disparo en la espalda por la policía mientras sus tres hijos pequeños miraban.

El humo se elevó sobre el centro de Kenosha después de que la policía con equipo antidisturbios se enfrentara contra los manifestantes mientras desafiaban el toque de queda desde el atardecer hasta el amanecer el lunes por la noche y el martes por la mañana, cerca de donde la policía mató a tiros a Jacob Blake el domingo.

Blake, de 29 años, permaneció en cuidados intensivos después de la cirugía y requeriría más operaciones, dijo el martes a ABC News el abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Blake. El padre de Blake le dijo al Chicago Sun-Times que su hijo estaba paralizado de cintura para abajo.

Blake, que había estado intentando romper una pelea entre dos mujeres, recibió cuatro de los siete disparos, todos disparados por un oficial, frente a sus hijos de 3, 5 y 8 años, dijo Crump.

“Solo puedes imaginar los problemas psicológicos que estos bebés van a tener por el resto de su vida”, dijo Crump.

Con información de 24Horas.

Puede que también te guste...