Ciudadanos del Reino Unido protestan contra la monarquía británica

La sucesión en la familia real británica no sólo ha sido aplausos y vítores, el rey Carlos III, pero también sus hijos, principalmente William, príncipe de Gales, han recibido muestras de rechazo a la monarquía del Reino Unido.

Durante sus primeros días como rey, Carlos III realizó viajes a Escocia, Irlanda del Norte y Gales, donde se presentó por primera vez como monarca británico y, aunque la mayoría de las personas lo aclamaron, también hubo quienes lo criticaron.

«¡Carlos! Mientras luchamos por calentar nuestros hogares, tenemos que pagar por su desfile. Los impuestos son de 100 millones de libras para ti y ¿para qué?», cuestionó un hombre en Cardiff, mientras uno de los guardaespaldas del rey intentó disuadir la protesta.

Ahora como monarca, Carlos III tendrá un sueldo de aproximadamente 85 millones de libras esterlinas al año, poco más de 7 millones al mes, dinero que es pagado con los impuestos de los ciudadanos en el Reino Unido.

También en Gales, donde se han presentado la mayor cantidad de protestas, se vieron pancartas con leyendas pidieron que la monarquía sea abolida:»¡No es mi rey!» o «Paga tus impuestos completos», este último reclamo en relación a que el monarca británico está excento de pagar esta obligación tributaria.

Las protestas también han conllevado arrestos de los manifestantes, como en Edimburgo, Escocia, donde un joven fue arrestado cuando se llevaba a cabo la procesión de la reina Isabel II y le gritó al príncipe Andrés, duque de York:

«¡Eres un viejo demente!».

Pero este tipo de protestas se ha replicado incluso en Londres, donde personas se han manifestado contra el nuevo máximo integrante de la familia real británica:

«¿Quién lo eligió?», cuestionó un hombre.

Con información de MILENIO

Share This