“No hay barrera por más difícil que sea que impida realizar un sueño”: Pauleth Mejía Hernández

La joven Premio al Mérito Deportivo precisó que todos somos iguales como seres humanos y aseguró que las personas con capacidades diferentes saben romper obstáculos y salir adelante para alcanzar sus metas.

Pauleth Mejía Hernández sostiene que no hay barrera por más difícil que sea que impida realizar un sueño, cualquier ser humano puede salir adelante y alcanzar sus metas.
“Sabemos romper obstáculos y cualquier adversidad la derrotamos por completo”, aseguró la joven gigante del deporte.

Nació el 6 de diciembre de 2004 en Guasave en el hogar formado por la enfermera Laura Elena Hernández Ruiz y el mecánico Gregorio Mejía Armenta.

Premio al Mérito Juvenil 2022 en la categoría al Mérito Deportivo que otorga el Congreso del Estado de Sinaloa, Pauleth es una destacada atleta paralímpica de estatura baja que compite en impulso de bala, lanzamiento de disco y cien metros planos.

“Me gusta convivir con personas con capacidades diferentes, con ciegos, débiles visuales, sordos, con talla baja, parálisis, Down y discapacidad intelectual, porque son inteligentes, lindos y amorosos, con mucha más capacidad que los demás”, dijo.
“Todos somos iguales como seres humanos –mencionó-, tenemos mucha capacidad y es algo maravilloso. Cuando comencé a competir me quedé sorprendida pues todos los atletas paralímpicos nos tratamos igual, a nadie hacemos menos, nos queremos y somos unidos porque lo que más importa es apoyarnos mutuamente”.

Conoció las pruebas en una clausura de fin de curso.
– ¿Quiénes son los papás de ellos?- preguntó quién se convertiría en su entrenador. Pauleth tenía diez años y bailaba con su amigo Gael. Su mamá escuchó los beneficios del deporte.

“Mi entrenador le platicó los beneficios del deporte a mí mamá. La paralimpiada es de los 13 años en adelante, y mi mamá respondió que si a mí me gustaba ella accedía”, recordó.

-Entrené y me gustó, cuando fui a la primera paralimpiada estaba nerviosa porque era la primera vez que me separaba de mi mamá- confesó.
Su primera paralimpiada nacional fue en 2017 y su cosecha fueron dos medallas: bronce en lanzamiento de disco y plata en impulso de bala.
En 2018 obtuvo su primera medalla de oro y mejoró su marca en lanzamiento de bala.

“Estaba nerviosa, no sabía si mis competidoras eran más chicas, grandes o fuertes”, reconoció aunque aclaró que actualmente ha adquirido confianza, aprendiendo a dominar bala y disco, aunque le gusta más el impulso de bala.

De esa época a la actualidad ha tenido una notable cosecha de medallas y reconocimientos.
Ha ganado diversas medallas de oro, bronce y plata en la Olimpiada Estatal y la Paralimpiada nacional como atleta del deporte adaptado.
Fue triple medallista de oro en bala, disco y 100 metros mejorando sus propias marcas en la competencia Desert Challege Games 2022 en Arizona, así como primer y segundo lugar en el Abierto Nacional de Paraatletismo.

Por sus logros obtuvo el Premio al Mérito Deportivo Universitario 2022 “Dr. Jesús Alfredo Cuén Ojeda” en la modalidad de Atleta del Deporte Adaptado y el Premio al Mérito Juvenil Guasave 2022.

Fue tercer lugar del Premio Estatal del Deporte 2021, en la modalidad de deportista paralímpica otorgado por el Instituto del Deporte, la Comisión Nacional del Deporte y el Gobierno de Sinaloa, a través de la Secretaría de Educación Pública y Cultura.
Pauleth cursa el tercer año en la Preparatoria Guasave Diurna de la Universidad Autónoma de Sinaloa y su sueño es ser maestra de educación física.

“Recibir el Premio al Mérito Juvenil por parte del Congreso del Estado es un logro que he alcanzado gracias a mis padres, mis amigos y mi entrenador que me han apoyado”, concluyó.

Share This