Algodoneros de Guasave regresan a la LMP; AMLO lanza la primera bola

Redacción 11/10/2019

Guasave, Sinaloa.- Luego de cinco años de ausencia, el béisbol regresa al municipio de Guasave, aficionados se dieron cita para conocer las nuevas instalaciones del estadio Francisco Carranza Limón, además de presenciar el acto inaugural de la mano del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y Quirino Ordaz Coppel, Gobernador del estado de Sinaloa, María Aurelia Leal López, y por el presidente del Club Algodoneros, Alfredo Arámburo Nájar.

A su arribo al recinto, que vio oficialmente inaugurada la 75 temporada de la Liga Mexicana del Pacífico, las autoridades realizaron el corte de listón y la develación de la placa que reinaugura formalmente este estadio donde se invirtieron 145 millones de pesos entre los Gobiernos Federal y Estatal, además de la aportación voluntaria del empresario y filántropo Alfredo Harp Helú.

Posteriormente las autoridades se trasladaron al interior del terreno de juego donde el presidente AMLO y el gobernador Quirino saludaron a los aficionados y a los jugadores para dar paso al acto protocolario, donde el presidente de México lanzó la primera bola, teniendo como bateador al ex pelotero Jesús «Chito» Ríos, como catcher al presidente de la LMP, Omar Canizales Soto, y como umpire al presidente del Club Algodoneros, Alfredo Arámburo.


Una vez concluido el acto protocolario, se cantó el playball para dar inicio a la Liga Mexicana del Pacífico con el gran clásico del norte de Sinaloa entre los Cañeros de Los Mochis y los Algodoneros de Guasave, que regresaron al circuito invernal mexicano tras 5 años de ausencia, junto al debut de los Sultanes de Monterrey en esta liga, gracias al apoyo decidido del presidente de México con el béisbol y el deporte en general.

El gobernador agradeció al presidente por su apoyo incondicional para que los Algodoneros regresaran a la LMP, pues ello solo pudo lograrse con trabajo en equipo entre los tres niveles de gobierno y junto a la iniciativa privada, en este caso, con el apoyo del empresario Alfredo Harp Helú, pues el mayor beneficiado es la sociedad, que ahora cuenta con un estadio que cumple con todas las exigencias del béisbol de Grandes Ligas.

Ordaz Coppel puntualizó que mañana se inaugura el estadio de béisbol de los Venados de Mazatlán, que junto al de Cañeros de Los Mochis suman una inversión de 900 millones de pesos, que serán centro de escenarios nacionales e internacionales, “van a venir y jalar muchos espectáculos que hoy en día no tenemos y que van a seguir proyectando al estado a nivel nacional e internacional”, dijo.