EL GOBERNADOR

Redacción 28/04/2020

• El desempeño
Por José Luis López Duarte

Muy difícil pinta el panorama para Sinaloa con la pandemia y todas sus consecuencias, tanto que le urge al gobierno de Sinaloa un plan que oriente, agrupe y haga rendir los recursos y esfuerzos.

Ya sabemos que somos una economía estructuralmente muy débil y frágil, particularmente en el contexto de la crisis sanitaria que está haciendo trizas al sector turístico y junto a él al de los servicios, cuando la única vacuna que tenemos es el confinamiento.

Eso lo sabemos, pero lo que no sabemos y debemos estimar es que los plazos muy probablemente se van a alargar, de que el coronavirus no tendrá vacuna a corto plazo y por lo tanto la enfermedad continuará impactando, de lo que se infiere que la dinámica personal, familiar, social y económica se tendrá que modificar en muchos aspectos, en síntesis toda nuestra cultura e idiosincrasia.

Los ciclos van a ser distintos, empezando por las escuelas, en la economía no me lo imagino, en nuestras costumbres tampoco, pero vamos a tener que hacerlo.

Por ello el ejecutivo estatal, junto con el legislativo y judicial, tienen que tomar en sus manos el fenómeno con todas sus consecuencias, lo que no será cosa fácil, por lo que es indispensable incorporarse al debate nacional.

Sinaloa tiene magníficos científicos de la salud, urge crear un consejo más amplio que los funcionarios de gobierno, como un equipo que opere como gabinete de gobierno, obviamente junto con los secretarios formales, donde se integren también los empresarios y representantes de trabajadores estratégicos como salud y educación, por mencionar algunos, pero prioritariamente los científicos de la salud y los de la economía.

El gobierno de Sinaloa ante un fenómeno como el que estamos viviendo no puede ser espontaneo ni sumiso. Tener idea de las cosas, conocer sus efectos y diseñar sus soluciones es clave para insertarse en la construcción de un programa nacional no solo sobre sanidad sino también sobre economía y equidad fiscal.

El problema es mundial, pero entre las medidas que podemos implementar la situación es nacional y por eso es indispensable tener esa visión, vinculación e iniciativa política.

Aquí no caben desahogos de paternidades, ni defensas a ultranza, como tampoco conductas burocráticas tan nocivas como siempre. Me refiero a los reclamos de la coordinadora de los diputados federales de MORENA, Yadira Marcos al gobernador Quirino Ordaz por el señalamiento que hizo de los escasos apoyos que recibía del gobierno federal, como también al retraso de la entrega de los subsidios para los programas emergentes para los pescadores que exige el secretario de pesca, Sergio Torres, a la secretaria de administración y finanzas del gobierno estatal.

No son tiempos de tribulaciones ni titubeos, son tiempos de acción de los gobiernos y si son bien orientados y organizados, mejor.