En la raya: LOS CRÉDITOS

Redacción 05/05/2020


• Si hacen falta
Por José Luis López Duarte

Dicen que lo peor en una decisión es el miedo que se tenga al tomarla, con lo cual estoy de acuerdo, porque el miedo paraliza todo y provoca mayores consecuencias negativas, tal como viene ocurriendo en la discusión delos créditos del gobierno, donde no está en ningún momento la clave de la ecuación, si se necesita o no.

Ha sido tan penoso ver que la sociedad, desde el más modesto ciudadano, solidario con los otros, ha ofrecido sus modestos apoyos, pasando por la vergüenza de ver circular el dinero del crimen organizado, para que el gobierno de Sinaloa, insensible y miserable, al final se le ocurra comprar 60 mil despensas, para una sociedad de casi un millón y medio que viven con menos de dos salarios mínimos diarios.

Ver al gobierno rebasado y a la cola de las iniciativas, pese a la irritación que provoca, debe ser impulsado a que tome decisiones y dejen los malabarismos retóricos en lugar de ir al fondo de las cosas.

Resulta que ahora todos se pusieron de acuerdo para que el gobierno de Sinaloa no ocupe pedir prestado sin decir nadie dónde está el dinero para enfrentar la pandemia, la crisis económica y social en desarrollo.

Y no lo dicen por ese miedo a tomar decisiones ¿Lo tiene el gobierno? ¿Sí? ¿Dónde? ¿No lo tiene? ¿De dónde lo puede tomar?

Es cierto que el gobierno de Sinaloa ha gastado en publicidad 1,200 millones de pesos, en apoyo a estadios particulares 1,500 millones, sumando 2,700 millones de dinero que se puede considerar gasto superfluo y que el congreso del estado debiera llamar a cuentas, pero eso es un asunto que en tiempo en forma los diputados deben resolver, por lo pronto el tema es que se necesitan recursos para combatir la pandemia y la crisis económica.

La realidad de las cosas es que enfrentamos un grave conflicto de salud y económico que golpea severamente nuestra sociedad y nos debemos preguntar ¿Cómo lo enfrentamos?

¿Acaso no es posible crear un fondo financiero a disponibilidad del gobierno estatal que permita actuar con contundencia, máxime que los trabajadores del sistema de salud (216 de ellos contagiados) están indefensos, el sistema hospitalario a punto de colapsarse y tanta gente con hambre?

COPARMEX ha dicho ¡No a los créditos! (así titulan su desplegado), la líder del congreso local, diputada Graciela Domínguez Nava, dice ¡No a los créditos!, porque así se lo dijo AMLO y, acorralado y temeroso, el secretario de administración y finanzas del estado pues también dice ¡No a los créditos!, nomás nos falta que el presidente municipal también los siga para rematar. Eso explica que no hagan nada, o tan poco que parezca que no lo hacen.