En la raya: EL NUEVO GOBIERNO, ¿Qué traerá?

Por José Luis López Duarte

Con todo y la pandemia, así como la crisis económica, lo que parecía muerto, la política, resultó que no lo está tanto, que “estaba viva y coleando”, y “como el bledo en tiempos de agua”, brotaron múltiples manifestaciones, al grado que hasta el amigo Jesús Valdez pepenó un montón de gallinas para repartir en las colonias populares, donde no faltó un flojo que dijera “que mejor se las hubiera llevado asadas ya”.

De todos los partidos y colores surgieron personajes y en todos los municipios, lo que habla que la clase política sinaloense y sus partidos, habían guardado “Susana Distancia” esperando la apertura del confinamiento para ensillar al caballo y montarse porque ya se oye la tropelada por ranchos y ciudades.

Y qué bueno que así sea, porque aunque exista el deterioro de la política, aquí nadie le puede quitar el valor que esta tiene para la sociedad, como decían los ingleses que “la democracia es la peor forma de gobierno, con excepción de todas las demás” y por ello se hace indispensable mejorar entre todos para recuperar credibilidad y confianza de la sociedad.

Para empezar es bueno ver que todos los partidos organizan sus fuerzas y sus líderes, formales y políticos, aparecen en la sociedad donde hacen mucha falta todos para unir fuerzas con los líderes sociales ante la pandemia y la catástrofe económica, que augura una tormenta perfecta.

No son tiempos fáciles, por el contrario, son quizá los más difíciles que nos han venido a tocar a todos los que habitamos esta sociedad, tiempos que exigen inteligencia, generosidad y entrega.

En los meses que ya llevamos de la pandemia y la crisis económica, han sido heroicas las familias que se han resguardado y los trabajadores del sector salud que ahora libran la batalla decisiva contra el virus.

El resguardo en casa y los médicos, enfermeros y trabajadores del sector salud en todos los centros hospitalarios están haciendo su trabajo con mucho sacrificio y pérdidas, pero ya está en manos de todos asumir medidas a fondo contra los dos problemas.

Necesitamos que los liderazgos políticos se asuman con un programa de rescate a la salud y las empresas. Necesitamos invertir en personal e insumos hospitalarios sin ningún pretexto, como también garantizar la sobrevivencia de los negocios, chicos y grandes, así como garantizar a todos los trabajadores un ingreso mínimo universal.

Tenemos mucha gente, muchos líderes, que así como se unieron contra las altas tarifas de la CFE, estos líderes se pueden unir para pactar junto con el gobierno las soluciones para todos.

Está bien que Jesús Valdez done gallinas, los líderes de su partido se unan, pero están los líderes capitanes de empresas, dirigentes de MORENA, el gobernador, senadores, diputados federales, locales, ex gobernadores, ex presidentes municipales, en fin, tantos y tantos personajes que podemos convocar y unir, en una lucha que aun así quién sabe y se vaya a poder con esta catástrofe.

Por esa razón he sostenido que es posible una candidatura común que amalgame a todos sin necesidad de un conflicto político y más si lo abrimos desde ahora.

Creo que eso sería lo más prudente porque es absurdo no resolver el problema sanitario y económico que pueden arrollar con todo y con todos.

¿Existe un líder? ¡No! ¡Existen muchos! Y eso es lo mejor, empresarios, políticos, académicos, líderes sociales, comunicadores, senadores y diputados, secretarios, delegados… en fin, son tantos que me pregunto e insisto ¿Para qué pelear?

Puede que también te guste...