En la raya: ESE BILLY, no tiene remedio

Por José Luis López Duarte

A diferencia de Aurelia Leal en Guasave, decíamos que los otros seis presidentes municipales de MORENA (Choix, Ahome, Navolato, Culiacán, Mazatlán y Escuinapa) ya representaban un fracaso para MORENA y el gobierno de AMLO por su incompetencia para gobernar, entre los que sobresalía Billy Chapman, presidente municipal de Ahome, a quien además se le agudizan los problemas como sucede con la concesión de la recolección de basura en el municipio y una larga cola de gastos injustificables.

El Billy no engañó a nadie, desde que llegó enseñó el cobre y MORENA lo toleró en todo. Desde el primer día empezaron sus enredos como los acuerdos con los malovistas, los expresidentes Álvaro Ruelas Echave y Arturo Duarte, quienes provocaron un daño patrimonial al municipio por alrededor de 70 millones de pesos, lo que provocó el choque con su síndica procuradora Angelina Valenzuela, quien pretendía enderezar esa torcedura de las finanzas públicas.

Luego vinieron las amenazas, los insultos, las exhibiciones y una bola de desatinos que lo convirtieron en un personaje muy famoso, de pena ajena y para el olvido.

Hoy, casi para concluir el segundo año de su gobierno, pretende prácticamente un latrocinio que le permita que un grupo de incondicionales se apodere del servicio de recolección de basura pasando por encima de la normatividad.

El grupo que pretende apoderarse del servicio de recolección de basura para sustituir a la empresa PASSA, quien tiene la concesión desde hace más de 20 años, lo encabezan Marco Vinicio Bringas Valenzuela, Paul Corona, Ana Ayala, Pavel Castro Félix, Aníbal Rubio, Enrique Plascencia y Juan Fierro, quienes apenas empiezan a constituir su empresa y no cuentan tan siquiera con equipo de recolección y menos aún un relleno sanitario.

El grupo que encabeza el presidente municipal de Ahome, apoyado por quien fuera el delegado político en Sinaloa de MORENA en el 2018, Ignacio Mier Velazco, quien ha logrado medrar las finanzas municipales con trabajos de asesoría y demoscópicos, con empresas que ni siquiera tienen teléfono y seguramente son fantasmas, cuestiones que debiera investigar la síndica procuradora y la propia auditoría superior del estado (ASE).

Que la recolección de basura de Ahome pase a manos de funcionarios de MORENA puede ser “la joya de la corona” del gobierno de Billy Chapman, el orgullo de su voracidad y la ineptitud como gobierno, más lo que se sume de aquí a septiembre del 2021.

Es una lástima lo que ocurre con estos gobiernos, a los que el pueblo de Sinaloa les dio la bandera del cambio y lo que hicieron fue hacerse socios de los de antes, como Arturo Duarte y Álvaro Ruelas, a los que dejó pasar con todo y cola, cuando tenía la oportunidad de darle la satisfacción al pueblo de Ahome de ratificar su confianza.

Qué lástima porque seguramente en las elecciones del año próximo no podrá refrendar y van a debilitar más a AMLO. Allá ellos.

Puede que también te guste...