En la raya: LA ALIANZA DE GOBERNADORES • Etapa crucial

Por José Luis López Duarte

El 30 de julio, la alianza de gobernadores que integran diez estados del país, personajes que gobiernan a más de 40 millones de habitantes, casi la tercera parte de la población del México, demandaron la destitución del Dr. Hugo López Gatell como responsable de la conducción contra la crisis de la pandemia, declarando entonces: “no hay justificación válida para mantener una estrategia que no ha dado resultados y que ha costado la vida a decenas de miles de mexicanos”, entonces habían fallecido 47 mil, ahora, casi dos semanas después, ya se está por llegar a los 55 mil, 8 mil muertos más resultando contundente el ascenso y el fracaso.

Y después de haber pasado los 50 mil muertos la semana pasada, en reunión con la CONAGO, el Dr. López Gatell opinó en la posibilidad de un “plan B”, cuando el mundo se les viene encima y una semana después ya rebasamos los 55 mil muertos, por lo que los diez gobernadores de la “Alianza” han prendido las alarmas y demandado con urgencia una reunión con el presidente López Obrador, y como primera medida este lunes 10 de agosto decidieron organizar su propio semáforo sanitario.

Los gobernadores, en opinión de Javier Corral, gobernador de Chihuahua, han decidido construir su propia estrategia porque ven que los pronósticos de instituciones como el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y el Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME) de la universidad de Washington dan cifras de espanto, que van desde 91 mil muertos hasta los 140 mil, que pronostica el MIT para el mes de octubre, cifras que auguran una crisis mucho mayor para México.

De allí la gran preocupación de los gobernadores porque se allane o acceda, como quiera usted, el presidente López Obrador a discutir con los gobernadores del país este gravísima situación sanitaria, con el ingrediente de que América Latina se ha convertido ya en el epicentro mundial de la pandemia y el repunte que se advierte en Europa y Asia, no se diga ya el ascenso EUA.

Los gobernadores tienen razón de sobra, y como reclamaba Javier Corral, “ya tenemos insuficiencia de recursos, ya nuestro presupuesto no alcanza y no hay apoyo financiero del gobierno de la república, por eso queremos discutir con el presidente López Obrador”, “también queremos tener nuestro propio semáforo, nuestra planeación educativa y discutir con él sobre qué hacer para reactivar la economía”.

La alianza federalista considera que harán llegar las propuestas al gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carrera, donde será la próxima reunión de la CONAGO la semana que entra, donde estará el presidente López Obrador, y considera que de no aceptarse la propuesta que hacen como punto en la agenda “no tiene caso asistir”.

De los diez estados de la alianza Tamaulipas, Nuevo León y Chihuahua son frontera con Estados Unidos y entre los tres exportan al vecino país más de 125 mil millones de dólares, el 30% de todas las exportaciones del país, por lo que representa la zona económica más importante de México y a esos gobiernos les urge ir a fondo porque sus plantas productivas están encadenadas a las plantas de los Estados Unidos, haciendo prioritario los apoyos, porque les resulta muy difícil se presente de nuevo el caso de tener volver a paralizar la economía.

Por ello, sin afán de atacar con celeridad, precisión y énfasis especiales, como lo reclama una sociedad multicultural, con diferencias regionales notorias y dinámicas económicas diversificadas, saben que la estrategia federal no funciona y de allí el fracaso del Dr. López Gatell.

Solicitar la renuncia del responsable de la pandemia es en el fondo una posición política frente al gobierno de la república con quien no comparten la superficialidad y hasta frivolidad que ha mostrado ante la pandemia, porque sería trágico continuar en ella hasta octubre, o peor hasta el año próximo como pronostica el propio Dr. López Gatell.

La quiebra del país, de darse como apunta, resulta obvio que tendrá mayores costos para quienes tienen más que perder y no son casualidad los casos de la alianza de gobernadores, quienes tan solo se preguntan ¿A quién se le ocurre que levantando muestras en tan solo 475 unidades de salud, existiendo 20 mil en el país, les dará noción suficiente de la pandemia y cómo contenerla? Tienen razón los gobernadores.

Puede que también te guste...