En la raya| LOS DIPUTADOS…MEJOR • Con el 2° año

Por José Luis López Duarte

El 30 de septiembre concluye el segundo año de la LXIV Legislatura y su evaluación sin duda resulta mejor que la del primer año, cuando fueron derrotados en toda la línea por el gobernador Quirino Ordaz, quien antes de que partiera la LVIII Legislatura dominada por el PRI logró poner a modo reformas clave a la ley de obras públicas, ley de agua potable, ley de auditoría superior del estado, que le permitieron al gobernador concentrar toda la obra pública y controlar la ASE para que lo cubriera.

Con aquellas reformas en el 2017 que impulsó el gobernador y el PRI, concentraron el poder incluso de los ayuntamientos y las paraestatales y paramunicipales, para controlar todo e hizo de la rendición de cuentas mera simulación.

Cuando MORENA ganó la elección del 2018 y alcanzó la mayoría de diputados en la cámara de Sinaloa, el gobierno estatal advirtió el riesgo que corría con el poder que había concentrado, por lo que se propuso desmantelar, o reducir por lo menos, a MORENA para evitar que desmontaran la contrareforma que hizo el gobierno entrante en 2017.

Aunque cabe decir que al principio ni le hacía falta, por la sencilla razón que en la fracción de diputados de MORENA no comprendían ni lo que había hecho el gobierno del estado como tampoco el poder que habían ganado como partido y para qué servía.

En este segundo año que prácticamente ya cumplieron (porque el tercer año comienza el 1° de octubre), el resultado fue mejor al lograr apenas revertir las reformas de obras públicas y ley de auditoría superior del estado, sufriendo un terrible desgaste y la falta de maniobra política y difusión de su trabajo a la sociedad.

Para ilustrar solo un ejemplo. Hace 25 años, ante la cerrazón del gobierno a rendir cuentas y persistencia en la recurrente simulación, el único recurso fue mostrar las cuentas públicas a la sociedad, pedirle consejos y hacer lo que consideraron correcto, ante ese solo hecho, el gobernador tomó la decisión de abrir la fiscalización y de allí surgió la idea de la ASE, constituyéndose esta hasta el 2008, trece años después.

Quizá la bancada de diputados de MORENA quedaron atrapados entre “la espada y la pared” al tener que enfrentar al gobernador mientras que el presidente López Obrador construye una alianza con él, pero la indefinición de los diputados ha sido un error.

La sociedad sinaloense solo podrá entender y valorar su desempeño por lo que hagan en el congreso de Sinaloa y no si su jefe o líder político hace alianzas y acuerdos con el gobernador, y no faltará quien me diga que estoy equivocado, pero lo correcto es cumplir con la obligación para la que fueron electos, porque lo otro sería continuar con la cultura del PRI, y peor aún, darle mayor fuerza al presidencialismo tan nefasto para la vida política del país.

No sé qué tanto puedan hacer en lo que les resta como diputados, pero si solo intentaran romper con esa sumisión al presidente López Obrador y que primero están sus acuerdos con el gobernador que la responsabilidad de los diputados para con el pueblo de Sinaloa, sería recuperar algo de la responsabilidad que ha dejado de cumplir, pero sería tomar el rumbo correcto.

El servició público, como lo es el de los diputados, es para servir a la sociedad, si se tuerce con cualquier justificación o pretexto, automáticamente son un fracaso.

Puede que también te guste...