La “cruzada” contra la comida chatarra y sus efectos en el pequeño comercio

Luego de que el Congreso de Oaxaca aprobó prohibir la venta de comida chatarra a menores de edad, legislaturas y gobiernos de al menos cinco entidades del país, se mostraron interesadas en impulsar el tema. Tres de los cinco estados con mayor índice de obesidad en menores de edad en México pusieron manos en el asunto.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición –levantada por el Inegi en 2018– detalla que Colima (24.9 por ciento), Veracruz (22.9), Quintana Roo (22.8), Sonora (22.2) y Tabasco (19.9) son las cinco entidades con el mayor porcentaje en obesidad entre menores de edad, los cuales incluso rebasan la media nacional.

En Colima, donde uno de cada cuatro menores está en esa condición, la bancada de Morena presentó este viernes una propuesta para prohibir la venta de productos altos en azúcares y en sodio a ese sector de la entidad. Por su parte, en Veracruz, donde se prohíbe vender estos alimentos en escuelas públicas desde hace un año, diputados de Morena tildaron de interesante la aprobación de Oaxaca, mientras que PAN y PRI afirmaron que debe existir una regulación en su venta, aunque no tan punitiva.

En la CDMX, que registró 12.2 por ciento en los índices de obesidad infantil, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que se evaluará con el Congreso local la prohibición de venta de estos productos a los niños. El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, indicó que analizará la posibilidad de modificar algunas leyes, a fin de garantizar que los poblanos tengan mejor alimentación.

Con Infromarción: El Heraldo de México

Puede que también te guste...