Sigue sin existir política pública de fomento al campo: agricultores

A casi un mes del segundo informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, “prácticamente no existe política pública de fomento al campo, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural -Sader- es un cadáver insepulto, las importaciones agropecuarias de alimentos y materias primas crecen de manera importante y México se ha convertido en una tienda receptora de granos básicos viejos y bajos en calidad alimenticia, pues compra a Estados Unidos maíz transgénico y frijol rezagado, hasta con un año en almacenamiento.”

Lo anterior fue planteado por dirigentes de pequeños agricultores agrupados en el movimiento campesino El Campo es de Todos, el Congreso Agrario Permanente (CAP), la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario, el ex rector de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh), Sergio Barrales y la investigadora de a UACh, Rita Schwentesius.

Aseguraron que en México ya no hay desarrollo rural y con el T-MEC se enfrenta a los productores del sector social de forma desigual a sus pares de Estados Unidos y Canadá.

“Pareciera que la historia se repite, recién entro en vigor el tratado conocido como T-MEC y las condiciones generales del país, están en una situación inaceptable, la economía se contrae y nos estamos acercando a una década pérdida”, consideró Isidro Pedraza Chávez, presidente de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (UFIC).

Con información de La Jornada.

Puede que también te guste...