SSA descarta etiquetado más ‘gráfico’ para comida chatarra

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, evitó comparar los alimentos ultraprocesados con los productos de tabaco y explicó las razones de por qué no se ha integrado a éstos un etiquetado similar al que ya existe en las cajetillas de cigarros. 

“Si el tabaco cambiara su composición seguiría siendo tabaco, si cambia su presentación, como lo hizo ahora la industria con los equipos de vaporizadores, no hay dosis útil ni favorable de tabaco, no beneficia en nada. Los alimentos, en realidad, algunos tienen proporción de capacidad alimentaria, por ejemplo un cereal modificado con azucares, pero tiene un origen en algo que parece un alimento y eso ha generado un dilema o debate si se puede llegar a presentarnos como un producto invariablemente tóxico”, afirmó. 

En el informe diario de Covid-19 en Palacio Nacional, el funcionario federal señaló que el etiquetado a los alimentos ultraprocesados que tendrá que aplicarse a partir del 1 de octubre dan indicaciones claras de su contenido calórico. 

“Los etiquetados claros dan una indicación clara que dice ‘esto es alto en azúcares, esto es alto en sodio, esto es alto en grasas o esto es alto en calorías, o esto tiene cafeína, no se debe usar en niños, o esto tiene edulcorantes artificiales, no se debe usar en niños o no se recomienda usar en niños, entonces es complejo el diseño del etiquetado en ese sentido”, detalló.

Con información de Excélsior.

Puede que también te guste...