Elaboran harina de maíz azul y frijol tépari con alto valor nutricional 

Ante la epidemia grave que se vive en México de obesidad y sobrepeso, la cual se ha asociado con la alta incidencia de enfermedades cardiovasculares y recientemente a la alta mortalidad durante la pandemia de COVID-19, la Facultad de Ciencias Químico Biológicas de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) realiza proyecto de investigación concerniente a la producción de harina de maíz azul, adicionada con harina de frijol tépari, en la idea de que con su uso se logren alimentos funcionales o nutracéuticos, destacó Luis Martín Sánchez Magaña.

El investigador responsable de dicho proyecto apuntó que se está trabajando con el maíz azul dado que, en nuestra región se produce, pero es poco utilizado, y con él se puede lograr la producción alimentos de alto valor nutricional, además de darle uso al frijol tépari que entre sus bondades puede sembrarse en épocas de sequía, ya que tiene pocos requerimientos de agua.

“Nuestro objetivo es darle difusión y promover el consumo de materiales que se producen en la región, que son poco utilizados, como es el caso del maíz azul y el frijol tépari, es generar alimentos de alto valor nutricional y nutracéutico que sirva para nutrir y también para evitar el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas”, detalló.

El especialista en Biotecnología Alimentaria señaló que esta investigación se lleva a cabo con recursos propios de la institución y desde hace ya varios años se han venido haciendo este tipo de proyectos, utilizando diferentes granos en la elaboración de harinas, en este Laboratorio de Bioprocesos y Alimentos Funcionales, investigaciones que también ha intervenido el doctor Cuauhtémoc Reyes Moreno.

“Las harinas que nosotros producimos tienen mayor valor nutricional, mayores niveles de aminoácidos esenciales y también conservan mayor cantidad de compuestos bioactivos que son los responsables de esa actividad funcional”, expresó.

Sánchez Magaña mencionó que como institución sensible a lo que vive la sociedad y conscientes de que se debe aportar con las investigaciones a la solución de problemas, es que se trabaja en este tipo de proyectos en donde se encuentran productos que con su uso aportan diversas propiedades benéficas a la salud, entre las que se incluyen inhibición de diversos tipos de cáncer, actividad antiinflamatoria, antihipertensiva y antioxidante.

Apuntó que en la elaboración de harinas que hoy se estudian se podrán utilizar en la producción de tortillas y pan, así como para la creación de botanas.

Share This