Soy muy fresa para los cholos y muy cholo para los fresas: Doctor Feis

Redacción 13/10/2019

Culiacán, Sinaloa.- Empezando con el graffiti para enfocarse en el arte urbano y el muralismo, Doctor Feis retoma el arte de dejar una marca en las calles para convertirse en un vocero del arte, la comunicación y la reflexión.

Nacido en Culiacán pero criado en Tijuana, lugar donde empezó su interés por el graffiti y el arte urbano, Doctor Feis comenzó tomando fotografías del trabajo y obras de otros artistas hasta que, al no encontrar más que fotografiar, él empezó a crear las obras.

“Los primeros años, al modo de que llegabas y te ibas, curiosamente yo inicio en el arte urbano fotografiando graffitis, así es como empecé. (…) Nunca pensé que llegara como a dedicarme a esto, era así como por hobby, pero cuando llego aquí (Culiacán) se me hace una ciudad muy limpia, en Tijuana están los edificios pintados, todas las marquesinas. Entonces me compré una de esas cámaras desechables y a tomar fotografías, es hora que no revelo esos rollos, han de ser unos 20 yo creo rollos fotográficos”, contó

Casi 15 años trabajando con el arte urbano le han permitido realizar alrededor de 500 piezas en paredes, lienzos y colaboraciones que, aunque no tiene todo documentado, le ha permitido llegar a diferentes partes de México; a la par, más de 10 años se ha dedicado a formalizar su arte y empezar a dar talleres a niños y participar en conferencias para jóvenes que tienen algún interés por aprender del arte.

De las calles a las aulas

En 2008 inicia sus estudios en la Facultad de Artes Plásticas donde, aunque llegó para aprender a dibujar y pintar, se encontró con otra faceta que le hizo centrar lo que el arte representa para él.

“Llego a la escuela, empiezo a conocer gente, empiezo a salir a simposios, charlas, ferias y empiezo a ver lo que de verdad se trataba el arte, no era dibujar y pintar, sino que había un mundo de posibilidades con lo que puedes comunicar. (…) Siento que el arte es una forma de comunicación y reflexión, (…) y eso es lo que me gustó, pero nunca he dejado las calles”, compartió.

Trabajando, estudiando y haciendo arte, Doctor Feis dijo que incluso cuando sus primeros años sus “pintas” si motivaban a la protesta, con la nueva forma de ver el arte y sus formas de expresión, pasó a hacerlo por estética.

“Era una forma muy romántica de pensar que puedes cambiar el mundo con el arte y te das cuenta de que no, si, pero no de esa manera, sí aportas al final de cuentas”, mencionó.

Agregó que sus responsabilidades laborales y académicas lo llevaron a dejar las calles y a convertirse en un empleado del arte.

Formalizando el arte

Desde hace 10 años Doctor Feis se ha involucrado con diferentes campañas con autoridades municipales, estatales y nacionales, que le ha permitido acercarse a niños, niñas y jóvenes que tienen algún interés por el arte urbano o que se encuentran en zonas vulnerables.

“Educando creo que compartes más que solo poniendo una imagen. (…) Yo llegué a eso de alguna forma como trabajo, a mí me contrataron para ir a dar los talleres y después (…) era como una sinergia de trabajo de la calle para los morros”, precisó.

Llegando con niños, niñas y jóvenes de zonas marginadas, al tutelar de menores y hasta a las universidades, Doctor Feis ha buscado formas de acercarse y compartir lo que él ha aprendido y motivar a que otros.

Enseñando y pintando las calles de casi todos los estados de México, Doctor Feis espera dejar su marca en los tres estados que le faltan por dejar sus “pintas” y llegar a otros países para dejar su marca.