Doña Rosa y su familia, hacen coronas en Culiacán desde hace 40 años

Milagros Valencia 02/11/2019

Culiacán, Sinaloa.- Empezando los preparativos desde mayo, Rosa María Gutiérrez Cota, mejor conocida como Doña Rosa, comienza junto con sus 3 nueras a hacer las flores y guardándolas para cuando se llega septiembre, iniciar a armar las tradicionales Coronas que, desde hace 40 años, vende por la Colonia Guadalupe Victoria en Culiacán para conmemorar el Día de Muertos.

“Empezamos a armarlas el 15 de septiembre, se ríen las muchachas porque les digo que vamos a dar el grito, pero con las Coronas. (….) De ahí en adelante, puro armar”, indicó.

Doña Rosa compartió que fue su mamá quien le enseñó esta tradición y junto a ella inició este negocio que, ahora, ella pasa a sus nueras y posteriormente a sus nietas.

Por más de cuatro décadas, la familia ha pasado por altibajos incluyendo en la venta de las coronas, sin embargo, han buscado la forma de que sus ventas no bajen, agregando la venta de ramos.

“Tres años atrás, todavía hacíamos pasaditas de 500 coronas, pero ya ahorita hacemos de 340, 350 y a veces las 400. Como hacemos ramos, ya la gente se viene por los ramos y ya la corona quedó y ese es el problema”, precisó.

Las coronas de Doña Rosa varían en precios, tamaños y estilos, pero todas ellas tienen algo en común, el arduo trabajo de una familia completa que se preparan por más de medio año para tener coronas tradicionales y conmemorar estas festividades.

“Hay de papel, artificiales y hay otras que las pintamos diferentes. (…) Hay desde 500 pesos y depende de qué pidan, pueden venir y explicar cómo la quieren, ya aquí se las armamos”, puntualizó.

Compartió que sus clientes de toda la vida, se han encargado de recomendarlos y, al ubicarse en una avenida, la clientela llega porque ven la gran cantidad de coronas que se observan desde afuera.

Una de sus nueras comentó que, aunque se lastiman las manos pues trabajan con alambres, el trabajo final vale la pena y no dejarían de hacerlas porque es una tradición familiar.

Doña Rosa Mencionó que, aunque hay venta de coronas en la misma calle, no le ha afectado a ella pues la gente ya sabe dónde llegar y hay clientes para todos.