Empresas utilizan estrategias para comercializar tradiciones extranjeras en México

Redacción 01/11/2019

Una persona no nace con una cultura, sino que en el trascurso de su crecimiento y desarrollo aprende ciertas manifestaciones, en este sentido, esta cultura va cambiando y evolucionando, por ende, la persona tiene la capacidad de adaptación a ciertos contextos, opinó especialista en mercadotecnia, tras informar sobre las manifestaciones de tradiciones como el Halloween.

El maestro Octavio Chiquete Avilés comentó que el mexicano se distingue por un sentimiento que en mercadotecnia se le denomina ¨malinchista¨, que es darle apreciación a diversas condiciones que vienen del extranjero, “esto pues es una buena oportunidad de negocio para los mercadólogos”.

Destacó que las estrategias utilizadas para comercializar tradiciones extranjeras como la conocida “noche de brujas”, predominando la llamada mezcla promocional, “es muy común que las empresas tengan ya una planeación durante ciertos periodos en el cual se aprovecha de una manera y modo estas fechas que son el Halloween y la de fieles difuntos”.

Chiquete Avilés mencionó que la estrategia genera en el consumidor un sentimiento de atracción sobre ciertas modas para efectos de comercializar por ejemplo disfraces y consumo de alcohol, entre otras y lo típico es celebraciones en casa o grupos pequeños.

Aseguró que, mediante la planeación y la generación de un sentimiento al consumidor, se contribuye a una derrama económica significante, “de alguna manera el consumidor se globaliza, (…) por ello se viene celebrando esta festividad anglosajona, sobre todo los jóvenes son los que más aprecian las manifestaciones que vienen del extranjero, sin embargo, consideró que hay que rescatar las tradiciones mexicanas”.