Dia del niño y la niña: La celebración conectados, pero no unidos

Guillermo Barraza 30/04/2020

Culiacán, Sinaloa.- Música, pastel, comida, pero, sobre todo dulces, es lo que no puede faltan en todas las escuelas de México para celebrar a la alegría de los hogares, como todos los 30 de abril, conmemoración y celebración de los niños y niñas en el país; las risas era el mejor accesorio de los infantes, pero, este año todo cambió, la tristeza se apoderó de la aulas que lucen vacías, simplemente sin vida, pues la pandemia del Coronavirus se robó la fiesta y con ello lo que puede hacer un poco más llevadera la contingencia, la felicidad. 

Muchas escuela haciendo un esfuerzo por que este día no pase desapercibido, hicieron mano de la tecnología , pero , no fue la misma, las risas no estuvieron presentes, se demostró que la frialdad de las pantallas jamás podrá suplir la calidez de un abrazo, no puede sustituir esa muestra de cariño tan humana. 

Alicia Barraza, maestra de preescolar en el colegio Moskalia, lamentó que la contingencia sanitaria por el covid-19 modificó el día más importante de sus niños y niñas, pues si bien intentaron hacer actividades lo más “normal” posible, el no estar unidos lo hacía todo más frío, como ella lo definió “sin chiste”. 

“Sí es muy lamentable festejarlo de esta manera porque el estar en el kínder recibiendo a los niños con esa alegría y la seguridad con la que llegan en la mañana por tener su fiesta, verlos como juegan y se divierten entre ellos y verlos que se vayan a casa con esa sonrisa, con su bolsa de dulces y con platicando con sus papás de todo lo que hicieron en el día, es algo muy bonito y esta vez fue a través de una computadora y no fue la misma, se sentía que faltaba algo”, dijo. 

La maestra ansía el día que termine la contingencia sanitaria para poder abrazar a sus niños y niñas, algo que se hace de manera tan mecánica que suele perder valor, pero que las clases virtuales y sobre todo este día del niño online ha hecho que surja la necesidad de hacer sentir este gesto a sus alumnos como algo humano y cercano.