En la raya: EL METROBUS DE CULIACÁN • ¿Posible?

Por José Luis López Duarte

Un abrazo al doctor Héctor Ponce Ramos, esperando su pronto regreso a la actividad, tan solidario y profesional con todos los sinaloenses.

No sé desde cuándo (y eso que lo conozco desde hace 50 años) el transporte público de Culiacán es un verdadero caos y quizá ahora peor, dominado por los concesionarios y la autoridad sometida y cómplice. A lo sumo, lo más que se ha conquistado es la tarifa del 50% de descuento para estudiantes, de ahí en fuera nadie ha podido controlarlo y menos reordenarlo.

Siempre ha sido tema en las campañas electorales y compromiso de los candidatos de que el transporte público será atendido y resuelto, pero hasta ahora sigue igual. En el gobierno de Jesús Aguilar a lo más que se llegó fue el diseño de un programa y publicitarlo creando la imagen en los camiones de “Red-Plus”, pero no más.

Antes quizá, por allá con Renato Vega y luego con Juan S. Millán, con la introducción de camiones “chocolate” se logró resolver de alguna medida la falta de unidades, pero siguió el dilema de la metrópoli que ya se vislumbraba en Culiacán, precisamente en aquel momento cuando se abrió en su totalidad el proyecto “3 Ríos” y todo lo que implicó.

Hoy resulta insostenible la continuidad del transporte urbano en las mismas condiciones, al que la propuesta de Jesús Estrada Ferreiro de crear el metrobús le venía adecuada, lamentablemente por lo ineficaces que han resultado en la presidencia del país, prácticamente se estancó este proyecto y ahora con la pandemia será imposible.

Es una lástima que AMLO no haya respaldado el metrobús porque seguramente se hubiera convertido en la insignia del gobierno de Jesús Estrada Ferreiro, quien se hundió en ocurrencias quizá ofuscado por la frustración de la impotencia al no tener apoyo.

Insistir en ello no es malo en sí mismo, pero la crisis económica que ya priva en todo el país es un hecho que esa obra no será prioridad, máxime que la publicidad de la vacuna contra el COVID-19 solo es propaganda, cuando es un hecho que estará disponible hasta dentro de un año y de aquí a entonces todos los recursos se destinarán a salid y reactivación de la economía, por lo que el metrobús no cabe en ello.

Gastar 3000 mil millones por el gobierno federal en esta obra no lo va a hacer, mucho menos el gobierno estatal, pero lo que si habrá el 2021 son elecciones y creo que eso es lo que hace revivir el programa del metrobús que ofrecieron el 2018.

Lamentablemente MORENA ha resultado un fracaso como gobierno municipal, cuando pudo haber creado líneas gubernamentales estratégicas del tipo de nuevo gobierno que requieren los municipios y el país, como sería el caso también de los gobiernos estatales.

En Ahome resultó uno que solo habla consigo mismo, en Mazatlán otro que habla con Dios y aquí, el de Culiacán, habla de todo, pero ninguno ha sentado precedente ni soportes de una nueva política… bueno si, quizá sobre lo que no se debe hacer.

Puede que también te guste...