En la raya: LOS GOBERNADORES, ¿Vs López Gatell?

Por José Luis López Duarte

Para la familia Dautt Sanchéz y a mi amigo Jesús Sanchéz, nuestra solidaridad por el fallecimiento de la señora Lety Sánchez. Descanse en paz.

Triste se lee el tweet de Jaime Rodríguez “El Bronco”, que le informa a la población de Nuevo León que “las hospitalizaciones siguen al alza y la secretaría de salud pronostica que será igual o peor para el mes que inicia”.

Y continúa “seguiré haciendo lo posible para sacar esto adelante con recursos de #NL (Nuevo León) y sin quedarnos de brazos cruzados esperando a que la federación nos voltee a ver”.

Y digo triste porque explica el coraje que los gobernadores que demandan la renuncia del Dr. López Gatell como responsable de la pandemia, precisamente por esa desesperación a la que ya llegaron los mandatarios estatales (los que se animan) ante los daños que está provocando a la población que ya son terribles en todo el país.

Y parece que será peor a como inició agosto, que en pleno fin de semana, cuando las cifras de contagiados y muertos venían a la baja, ahora se fueron a la alza con cifras record, lo que, como escribe “El Bronco”, no auguran nada bueno para el mes que inicia.

Lo que refleja esta exigencia de los gobernadores contra el subsecretario de salud si es la desesperación por el arrinconamiento que les está provocando la pandemia, que si nos alcanza el otoño en ella sin aún controlarla, en el invierno será una quiebra nacional que ya no será a López Gatell a quien le pidan la renuncia, sino al mismo presidente López Obrador por la debacle nacional que se gestaría.

Tan solo imaginemos, si después de tres meses de pandemia en los que la frivolidad de un científico lo ha llevado al cinismo contra el cubrebocas, rechazando argumentos de lo contrario, es de pensar que los diálogos y razonamientos saldrán sobrando y solo restará tomar medidas.

Pero ¿Cuál sería el contexto? Sin duda de mucho dolor, frustración e inconformidad, con la irritación a flor de piel y el ánimo predispuesto para cualquier cosa.

Esos son los riesgos de mantener una posición a ultranza de no pactar, de no trabajar en acuerdo con todas las fuerzas y continuar apostando a la división de la sociedad, con esa visión mesiánica del mando predeterminado e inamovible que produce el dogmatismo y peor aún, la irracionalidad ante los argumentos y la realidad.

Por eso no es ninguna casualidad que los trabajadores del sector salud se manifestarán en más de cien ciudades ades del país este domingo 9 de agosto con múltiples demandas, desde la liberación del doctor Grajales Yuca preso en Chiapas, hasta el equipamiento completo y pagos sustanciales al trabajo heroico que vienen realizando. Ya son más de 40 mil trabajadores de la salud contagiados en el país que no es justo que sigan arriesgando sus vidas mientras el gobierno les regatea apoyos, como lo hace también con los gobiernos estatales.

Que se dé la explosión de los gobernadores demandando la renuncia de López Gatell resulta inédito y muchos se asustan y otros se protegen, pero la realidad es que se trata de una manifestación que muchísima población lo está pensando, lo está sintiendo y otros ya lo están pidiendo.

No es posible llegar a esos extremos, pero por algo se da ¿Cuánto tiempo tienen los empresarios de una u otra cámara proponiendo ideas contra la crisis? ¿Cuántas veces ha sido criticado el Dr. López Gatell y cuál ha sido su reacción? ¿Cuántas veces ha mentido López Obrador? En fin ¿Cuánto más?

Puede que también te guste...