FELICIDADES SINALOA • Ganó la sociedad

Por José Luis López Duarte

Ganó México, ganó MORENA, se fortaleció la oposición, triunfó la democracia electoral y mejoraron las correlaciones políticas para una mejor perspectiva del país ante su crisis.

Y con todas las barbaridades de intentar violentar las elecciones para alterar el proceso y marcar como signo distintivo, este sello fracasó y la sociedad y el INE han triunfado.

La votación de casi 50 millones de ciudadanos, de un millón cien mil funcionarios ciudadanos, reclutados por el INE, y alrededor de dos millones de representantes de todos los partidos en las casillas, significa un éxito rotundo de la sociedad al lograr elegir a más de 20 mil nuevos funcionarios públicos.

La votación total va a fluctuar alrededor de 50% de los ciudadanos inscritos en el padrón electoral, lo que significa un éxito indiscutido de que la sociedad es más fuerte que los intereses particulares y se coloca por encima del sistema de partidos.

Las tendencias de los votos a nivel nacional ratifican el pronóstico que aquí anunciamos hace días, de que MORENA y aliados no alcanzarían la mayoría calificada (dos terceras partes) de la cámara de diputados federal, pero si alcanzaría la mayoría simple que reforzarían convirtiéndose MORENA en el partido con más gobiernos estatales (15) y crecería su influencia en más municipios.

Mientras que el PRI, PAN y PRD, representarían una oposición con muchas posibilidades de hacerle contrapeso a MORENA, siempre y cuando se sostengan en el bloque que formó su coalición.

Respecto a Sinaloa, fue la ratificación de una candidatura de Rubén Rocha que desde el inicio de la campaña la encabezó y jamás perdió la delantera, ratificando de nuevo que con este resultado Sinaloa gana y se inaugura una gran oportunidad, que ojalá se materialice con un nuevo gobierno que supere al que se va y siente las bases de nuevas esperanzas.

A Mario Zamora, Sergio Torres y Rosa Elena Millán, un merecido reconocimiento por su tenaz esfuerzo que le dieron calor y entusiasmo en la competencia que nos llevó a todos hasta el final en un marco de mucho respecto, lo que también es un éxito.

Las tendencias en los distritos federales, locales y presidencias municipales, en buena medida le siguen los pasos a la tendencia de la votación a gobernador, la que habrá que ver su resultado final para evaluar con mayor precisión el proceso en su conjunto.

Por último, es de observas el bajísimo nivel de los actores políticos y de muchos ciudadanos que rebajaron sus figuras y personalidades en alegatos, descalificaciones e insultos, no solo con falta de argumentos, sino lo más delicado y peligroso, es que afloró encono y hasta odio, incapaces de autocriticar nada y festinar lo peor.

La elección por parte de la sociedad es una lección ¿Seremos capaces de aprender y cambiar para mejorar nuestro respeto, tolerancia y calidad política?

Redacción

redaccion@olegario.mx

Puede que también te guste...