Asocian el vitiligo a factores genéticos hasta en un 40 %

Redacción 28/10/2019

El vitiligo es una enfermedad asintomática que causa pérdida de color en zonas de la piel, lo puede padecer cualquier persona, y aunque con tratamiento se puede detener o restablecer el color en la parte afectada, el padecimiento no desaparece por ser crónico, expresó Sebastián Rodríguez Gutiérrez.

El dermatólogo del Centro de Investigación y Docencia en Ciencias de la Salud (CIDOCS) de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) puntualizó que las causas del vitiligo aún se desconocen, aunque dijo se atribuye a procesos autoinmunes, factores neurológicos y psicológicos.

“Hasta el 40 por ciento de los pacientes presentan antecedentes familiares de vitiligo. Por lo que es asociado a factores genéticos. La teoría autoinmunitaria es la principal hipótesis como causa de este trastorno, basado en la asociación con otras enfermedades autoinmunes, tales como desórdenes tiroideos, artritis reumatoide, psoriasis, diabetes mellitus tipo 1, etcétera”, señaló.

El especialista universitario manifestó que las lesiones características de este padecimiento en la piel son manchas de color blanco, uniforme, con límites bien definidos; el tamaño varía desde milímetros hasta abarcar segmentos corporales completos.

Rodríguez Gutiérrez expresó que el vitiligo afecta principalmente el dorso de las manos, muñecas, antebrazos, contorno de los ojos y boca, piel cabelluda, cuello, puntas de los dedos, zonas genitales y pliegues.

Así mismo apuntó que el tratamiento que se da a los pacientes puede ser tópico o sistémico, y médico o quirúrgico, por lo que este debe individualizarse a cada paciente.

Enfatizó que el apoyo psicológico por un especialista, aunado a la terapia convencional, ha demostrado una mejoría significativa de la calidad de vida, autoestima y percepción de la imagen corporal, lo cual influye en el curso de la enfermedad.