California desconectará la electricidad para prevenir incendios devastadores

Redacción 08/10/2019

California, Estados Unidos.- La compañía Pacific Gas and Electric (PG&E), que suministra electricidad y gas natural a más de cinco millones de hogares en California, ha anunciado que implementará un corte de energía en varias zonas del norte, centro y la costa de 34 condados como medida de precaución para disminuir el riesgo de incendios forestales en un clima seco y ventoso.

Se trata de un plan que no tiene precedentes en su alcance y que podría incrementarse dependiendo de las condiciones meteorológicas, según un reporte de The San Francisco Chronicle.

Podrían verse afectados más de 800.000 hogares y comercios desde el miércoles en los condados Alameda, Alpine, Amador, Butte, Calaveras, Colusa, Contra Costa, El Dorado, Glenn, Lake, Mariposa, Mendocino, Napa, Nevada, Placer, Plumas, Santa Clara, San Mateo, Santa Bárbara, Santa Cruz, San Joaquín, Shasta, Sierra, Solano, Sonoma, Stanislaus, Tehama, Tuolumne, Yolo y Yuba.

En cuanto a las zonas urbanas, podrían oscurecerse partes de las ciudades de Oakland, Berkeley, Hayward, Richmond, El Cerrito, Pinole, Calistoga, American Canyon, San Mateo, San José, Gilroy, Vallejo y Petaluma, entre otras.

Estas interrupciones no se limitarían a las áreas propensas a incendios, puesto que PG&E prevé apagar también líneas de distribución y transmisión.

Demos datos lo más concretos posibles: Cada año se producen una media de 40.000 incendios en Estados Unidos, el 84% por intervención humana, según un reciente estudio científico. El cambio climático está contribuyendo a que los fuegos sean cada vez más destructivos en cuanto a superficie afectada. En California, 2017 y 2018 fueron los peores años de su historia, con más de cien muertos y miles de hogares destruidos. En 2019 ya han ardido 145.000 acres.

 “Algo similar ocurre este año con respecto a 2017 y es la una gran cantidad de combustibles finos que se han secado y curado —adelantó Scott Rowe, especialista del Servicio Meteorológico Nacional, en declaraciones al diario Los Angeles Times—. Basta con que haya condiciones de sequía, combustible seco y vientos fuertes para que se estimule la propagación del fuego”.

Southern California Edison, que proporciona electricidad a gran parte del sur del estado, también avisó ayer que esta semana podría cortarles sus servicios a unos 12,000 clientes en los condados de Kern, Inyo, Mono, Riverside y San Bernardino.

Este tipo de cortes de energía eléctrica no ha estado exento del debate público. Algunos residentes consideran que entraña nuevos peligros, sobre todo para las personas con problemas de salud que dependen de equipos médicos para mantenerse con vida.

Funcionarios estatales y locales se han quejado de que las empresas de servicios públicos no avisan con suficiente antelación. También les preocupa cómo llevar a cabo las evacuaciones y mantener las comunicaciones si no hay electricidad, sobre todo si las señales de tráfico no funcionan y el servicio de telefonía celular se ve afectado.

Con información de Telemundo.