Suspenden partido en San Luis por violencia en las gradas

Redacción 20/10/2019

Capítulo negro en la historia del futbol mexicano. Esta tarde, el Estadio Alfonso Lastras fue testigo de una escena de llanto, desesperación, gritos e incompetencia que se originaron tras los actos de violencia provocados por la porra de Querétaro y la afición de Atlético de San Luis.

La situación rebasó al operativo de seguridad, los policías y elementos de seguridad privada fueron testigos de la imprudencia de los pseudoaficionados. Volaron toda clase de objetos, desde monedas hasta un tambo de basura. Las butacas fueron desprendidas y arrojadas hasta la cancha. Cientos de personas, invadidas en el pánico, se refugiaron en el césped. Mientras que otras con menos suerte resultaron heridas y tuvieron que ser atendidas por el cuerpo médico que se encontraba en el lugar.

Fue al minuto 84 cuando el silbante Óscar Mejía García detuvo el partido entre potosinos y queretanos por los actos de violencia. Algunos jugadores de la plantilla de Gallos intentaron calmar la situación, sin embargo fue en vano, pues también fueron atacados y de inmediato protegidos en el vestidor, al igual que personal de la televisora que transmitía el enfrentamiento.

Niños llorando, hombres y mujeres tratando de comunicarse con familiares y amigos fue la imagen que enmarcó lo sucedido. Así como el intento de elementos de seguridad por detener a algunos cuantos. A la vez, el grupo porril visitante se desplegó en la tribuna y la policía no logró contenerlos. Hasta el momento no se ha reportado una cifra oficial de heridos, pero fotografías han mostrado a un par de aficionados que fueron desalojados en camilla.

Con información de Medio Tiempo.