En la raya: JESÚS VIZCARRA, la trascendencia

3° de 4 partes
Por José Luis López Duarte

A Rubén Rocha y Héctor Melesio Cuén, cabe agregar entre los prospectos a la gubernatura de Sinaloa a Jesús Vizcarra Calderón, líder empresarial del ramo en el país y cabeza del segundo grupo económico más importante de Sinaloa con la empresa SUKARNE.

Hace 4 años existían en Sinaloa tres empresas de origen sinaloense que estaban entre las cien principales empresas de México y se habían convertido en transnacionales, de entonces a la fecha prevalecen dos: COPPEL y SUKARNE. Desapareció HOMEX que ahora todavía litiga para salvar lo que pueda.

COPPEL ocupaba en 2016 el primer lugar con ventas promedio anuales por 7 mil millones de dólares y SUKARNE 4 mil millones de dólares. Hoy en día, COPPEL factura 8 mil millones de dólares y SUKARNE casi 3 mil millones dólares. Sin duda, ambos grupos empresariales son insignias sinaloenses que hablan de tenacidad y persistencia en un mundo tan competido.

De esos grandes capitanes de la industria y el comercio sinaloense, ha sido Jesús Vizcarra el único que ha incursionado en la política y el más brillante y productivo en su labor social, cuando llega directamente a más de 13 millones de mexicanos con los apoyos de su asociación civil SALUD DIGNA.

Es sin duda un ejemplo a nivel nacional que ha dejado muy lejos a proyectos como TELETON de TELEVISA y la familia Azcárraga, con muchísima más fortuna que el sinaloense, quien hoy, con esa institución de asistencia privada, ya es la institución que más personas atiende después del IMSS y por encima incluso del ISSSTE.

Vizcarra Calderón es cabeza de un grupo empresarial con reconocimiento unánime, incluso tras fronteras que a pesar de los pesares políticos, ha mostrado fortaleza de un líder que refleja que es capaz de aprender, de sumar, de acrisolar los esfuerzos de todos, virtudes que lo hacen un líder social con importante presencia política en Sinaloa y cercanía con todos los partidos políticos.

Además, tiene la ventaja que ha sabido estar y trabajar junto al poder nacional, tanto como haber sido íntimo de Peña Nieto y ahora del presidente López Obrador.

En síntesis, se trata de un personaje que suma de todos lados, que tiene influencia social y en las cúpulas políticas, además de que tiene esa habilidad para estar cerca del poder.

Incluso, sus esfuerzos, capacidades y cualidades, lo proyectan a planos mayores, por lo que la propia candidatura al gobierno de Sinaloa pudiera representar una plataforma para aspiraciones más grandes, como la presidencia de la república en 2024.

La semana pasada un amigo me preguntó que si no veía algún sinaloense en la perspectiva del 2024 y no supe contestar, por lo que le regresé la pregunta y me dijo “¿Y Quirino Ordaz?” y le pregunté “¿Por qué?”, diciéndome que “AMLO lo va a hacer secretario, de ahí se puede proyectar”, y me dejó pensando y dije “¿Quién podrá ser?”, ahora puedo decir Jesús Vizcarra y quien llegue a ser gobernador también ¿Por qué no?

Puede que también te guste...