PAS Y MORENA • ¿Por qué no?

Por José Luis López Duarte

A raíz de lo que escribí ayer, recibí varios mensajes, razonables todos y contradictorios entre sí, donde coincidían en que Rubén Rocha es el mejor precandidato, que la coalición PRI, PAN y PRD se encontraba en desventaja pero se podía recuperar, que el problema principal para Rocha era MORENA, sobre todo los presidente municipales, y todo coincidían en que a Rubén Rocha le urgía una alianza con el PAS.

Y efectivamente, coincide en que a MORENA le urge y le conviene una alianza con el PAS si creen en verdad que a Sinaloa le hace falta un liderazgo político como el del senador e intentar algo mejor para los sinaloenses que lo que hay hasta ahora.

Conozco muy bien el pensamiento de muchos universitarios, sobre todo los viejos, que han agitado sus banderas antipasistas y se han pronunciado en contra de dicha alianza, admitiendo sin conceder que tienen argumentos razonables pero insuficientes para oponerse a una alianza electoral por la gubernatura de Sinaloa.

Que Rubén rocha alcance la gubernatura de Sinaloa será sin duda un logro histórico de todas las izquierdas y los demócratas sinaloenses de los últimos cincuenta años, que le daría a la transición política vivida durante décadas, de un régimen autoritario de estado y partido único, a una sociedad con democracia electoral que padece una enorme injusticia y marginación, que es momento de enfrentar.

Si no se piensa en lo que se busca por todos, por generaciones y lo que ocupa la sociedad, se impondrán la estrechez y las limitaciones de pensamiento que reducen el horizonte, perdiéndose con ellos las posibilidades de algo superior para todos, como sería un gobierno de igualdad y más democrático.

No es posible que MORENA se quede atrapada por el humo de una guerra que muchos no han comprendido, ni siquiera encabezando las contiendas, como fueron los principales candidatos a presidentes municipales en 2018, e incluso la senadora que alimenta la ambición de un grupo en lugar de el movimiento.

Sin duda hay quienes pretenden aprovechar la proyección y liderazgo del precandidato a gobernador, pero no están pensando en que gane, vaya hasta quizá ni lo quieran e incluso habrá quienes representan el “caballo de Troya”, por eso quienes están convencidos de esta candidatura, del liderazgo de Rubén Rocha, no deben titubear, deben trabajar para ganar.

Ganar es ahora la divisa de MORENA, sus aliados y simpatizantes, para alcanzar el gobierno de Sinaloa y ello amerita convencerse de la urgente necesidad de aliarse con el PAS y crear un frente común por Sinaloa.

De cualquiera actor y movimiento político se pueden decir cosas buenas y malas, porque seguramente las hay en todas casi siempre, pero cuando se pretende alcanzar algo uniendo esfuerzos debe ponderarse lo que se suma, eso es lo importante y así debe ponderarse una alianza PAS-MORENA. Lo otro, es otra cosa.

Redacción

redaccion@olegario.mx

Puede que también te guste...